IP News

Switch to desktop Register Login

TRAS LA GUERRA ENTRE KURDOS Y YIHADISTAS

¿VE ANKARA LA MASACRE COMO UNA OPCIÓN POLÍTICA?

guerra

POR THIERRY MEYSSAN

¿LA NUEVA ALIANZA ENTRE TURQUÍA Y FRANCIA CONCIERNE SOLAMENTE LOS TEMAS ECONÓMICOS, COMO LA ENTRADA DE ANKARA EN LA UNIÓN EUROPEA, O ES MÁS BIEN DE NATURALEZA POLÍTICA? Y, DE SER CIERTO ESTO ÚLTIMO, ¿JUSTIFICARÁ PARIS LA POLÍTICA DE ANKARA, INCLUSO SI RESULTA INJUSTIFICABLE? ¿LLEGARÁ ESE APOYO HASTA LA JUSTIFICACIÓN DEL GENOCIDIO?

«ANTE NUESTRA MIRADA»
RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 27 DE OCTUBRE DE 2014 

Esta semana, la administración Obama denunció por segunda vez al apoyo de Ankara al Emirato Islámico (también designado como Daesh, su acrónimo árabe, y inicialmente conocido como EIIL, siglas de “Emirato Islámico en Irak y el Levante”).

 La primera vez fue el 2 de octubre y la acusación vino del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una conferencia organizada en Harvard [1]. La segunda acaba de tener lugar, el 23 de octubre, cuando el subsecretario del Tesoro, David Cohen, hizo uso de la palabra en la Fundación Carnegie [2]. Tanto el vicepresidente Biden como el subsecretario Cohen acusaron a Ankara de estar apoyando a los yihadistas y facilitando la venta del petróleo que estos se roban en Irak y en Siria.

Ante las vehementes protestas del presidente Recep Tayyip Erdogan, Joe Biden acabó presentando excusas. El gobierno turco autorizó entonces el PKK [3] a acudir en ayuda de los kurdos sirios sitiados en Kobane por los yihadistas de Daesh. O más bien eso fue lo que anunció públicamente. Pero en la práctica, el comportamiento de Ankara no ha sido nada convincente y es por eso que Washington acaba de retomar sus acusaciones.

TURQUÍA Y LA CUESTIÓN DE LAS LIMPIEZAS ÉTNICAS

Pienso que lo que le molesta a Washington no es el apoyo a los yihadistas. La actitud de Turquía hacia los yihadistas está en correspondencia total con el plan estadounidense y, al menos hasta octubre de 2014, Daesh sigue bajo el control de la CIA. Lo que Washington no puede admitir es que un miembro de la OTAN se vea implicado públicamente en la masacre que amenaza a la población de Kobane. La política de la administración Obama es muy simple: Daesh fue creado para encargarse de lo que no puede hacer la OTAN –la limpieza étnica– mientras que los miembros de la alianza atlántica fingen no tener nada que ver con ello. Pero masacrar a los kurdos de Siria no es una necesidad para la política de Washington y la implicación de Turquía sería un crimen contra la humanidad.

La actitud de Turquía se presenta como involuntaria. Y precisamente en eso reside el problema. Turquía es un Estado negacionista que nunca reconoció las masacres que ha perpetrado: en 4 años –de 1914 a 1918– asesinó 4 millones de armenios, 200 000 asirios y cristianos adeptos del rito griego y 50 000 asirios en Persia; y más tarde –de 1919 a 1925– también acabó con las vidas de 800 000 armenios y griegos [4]. Lejos de cerrar ese doloroso capítulo de su historia, el mensaje de condolencias que el señor Erdogan emitió el pasado 23 de abril denotaba la incapacidad de Turquía para reconocer los crímenes perpetrados por los Jóvenes Turcos [5].

Ankara trató en el pasado de acabar con los kurdos del PKK. Y muchos huyeron hacia Siria. Al inicio de la actual guerra, el presidente Assad les concedió la ciudadanía siria y les entregó armas para que defendieran el territorio nacional. Así que para Ankara, una masacre perpetrada contra esos kurdos sería una buena noticia y ese es precisamente el tipo de trabajo sucio que Daesh podría realizar.

Implicación de Turquía en otras limpiezas étnicas recientes

Durante la guerra de Bosnia-Herzegovina (de 1992 a 1995), el ejército turco respaldó la «Legión Árabe» de Osama ben Laden que se encargó de la limpieza étnica perpetrando numerosas matanzas contra los serbios ortodoxos. Los yihadistas que participaron en aquellos hechos hoy son miembros de diversos grupos armados que operan en Siria, entre los que se encuentra Daesh.

En 1998, el ejército turco participó en el entrenamiento militar dispensado a los miembros del UCK (siglas en albanés del Ejército de Liberación de Kosovo), cuyos atentados dieron lugar a la represión gubernamental yugoslava, la que a su vez fue el pretexto que invocó la OTAN para justificar su propia intervención en Yugoslavia. Durante la guerra así provocada, Hakan Fidan, el actual jefe de la inteligencia turca (MIT), era agente de enlace entre la OTAN y Turquía. Y lo que sucedió fue que el UCK procedió sistemáticamente a la expulsión de los serbios ortodoxos y profanó sus lugares de culto. En 2011, Hakan Fidan envió yihadistas a Kosovo para que el UCK los entrenara en materia de terrorismo… antes de atacar Siria.

Durante la ocupación de Irak, Estados Unidos recurrió oficialmente a Turquía y Arabia Saudita para reconstruir el país que había invadido. La política aplicada en aquel momento provocó la guerra civil y masacres sistemáticas, principalmente contra chiitas y cristianos. Como explicó el ex consejero de la Casa Blanca para la Seguridad de la Patria, Richard A. Falkenrath, esa política estaba concebida para incrustar el yihadismo en Irak, utilizarlo allí y evitar que se moviera hacia Estados Unidos [6].

En septiembre de 2013, cientos de yihadistas del Ejército Sirio Libre (el grupo armado respaldado por Francia que se identifica con la bandera de la colonización francesa en Siria) respaldados por elementos del Frente al-Nusra (la franquicia de al-Qaeda en Siria) penetraron en Siria desde Turquía para tomar la ciudad siria de Maalula, violar a sus mujeres, matar a sus hombres y profanar sus iglesias. Maalula carece de interés estratégico militar. Aquel ataque era únicamente una manera de perseguir públicamente a los cristianos, ya que Maalula es el símbolo sirio de la cristiandad desde hace unos 2 000 años.

En marzo de 2014, cientos de yihadistas del Frente al-Nusra y del Ejército del Islam (dos grupos pro-sauditas) penetraron en Siria desde Turquía, dirigidos y respaldados por el ejército turco, para saquear la ciudad siria de Kessab. La población de la ciudad logró huir antes de ser víctima de una masacre. Cuando el Ejército Árabe Sirio acudió en auxilio de la población, Turquía lo combatió y derribó uno de sus aviones. Kessab presenta interés estratégico para la OTAN debido a la proximidad de una base de radares rusos que vigila la base de la OTAN ubicada en la región turca de Incirlik. Los habitantes de Kessab son armenios cuyas familias lograron huir de las masacres perpetradas por los Jóvenes Turcos.

¿La Turquía actual admite el genocidio?

Es la pregunta que se impone en la actual situación. Dado que Ankara niega que la masacre contra los armenios y las masacres contra diversas minorías –principalmente cristianas– perpetradas desde 1915 hasta 1925 fueron organizadas por el Comité Unión y Progreso, ¿no podría decirse que Turquía no considera que el genocidio sea un crimen y que simplemente lo ve como una opción política más?

La política del actual gobierno turco se basa en la «doctrina Davutoglu». Según Ahmet Davutoglu, profesor de Ciencias Políticas hoy convertido en primer ministro, Turquía debe recuperar la influencia que tuvo en la era otomana y unificar el Medio Oriente basándose en el islam sunnita.

Al principio, la administración Erdogan predicaba la solución de los conflictos pendientes desde la caída del Imperio Otomano, lo cual se definió como política de «cero problemas» con los vecinos. Al calor de esa política, Siria e Irán negociaron la creación de una zona de libre intercambio que dio lugar a un verdadero bum económico en los 3 países. Pero en 2011, durante la guerra de la OTAN contra Libia, Turquía abandonó la política de conciliación para tratar de imponerse como potencia beligerante. Y desde aquel momento se ha enemistado nuevamente con todos sus vecinos, con excepción de Azerbaiyán.

El apoyo francés a Turquía

Durante las guerras contra Libia y Siria se produjo entre Francia y Turquía un acercamiento que se ha convertido en un verdadero pacto, al estilo de la alianza franco-otomana que preconizaban el rey francés Francisco I y Solimán el Magnífico. Aquella alianza duró 2 siglos y medio y sólo terminó en tiempos de Napoleón Bonaparte, antes de resurgir brevemente durante la guerra de Crimea.

La nueva alianza entre Francia y Turquía fue ratificada por el ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius, quien –en febrero de 2013– levantó el veto francés a la inclusión de Turquía en la Unión Europea y se comprometió a favorecer la admisión de Ankara.

Al mismo tiempo, el presidente francés Francois Hollande y su ministro de Relaciones Exteriores Laurent Fabius así como el entonces primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan y el entonces jefe de la diplomacia turca Ahmet Davutoglu montaron una operación conjunta para asesinar al presidente sirio Bachar al-Assad y su ministro de Relaciones Exteriores Walid al-Mualem. Para ello sobornaron a varios miembros del personal de limpieza del palacio presidencial pero la operación fracasó.

En el verano de 2013, Turquía organizó el ataque químico perpetrado en las afueras de Damasco y lo atribuyó a Siria. Con el respaldo de Francia, trató de lograr que Estados Unidos bombardeara la capital siria para acabar con la República Árabe Siria. Francia y Turquía querían que Washington volviese a su proyecto inicial de derrocamiento de la República Árabe Siria.

Un documento entregado al Consejo de Seguridad de la ONU demuestra que después del voto secreto de enero de 2014 con el que el Congreso de Estados Unidos aprobaba la entrega de armamento y financiamiento a los rebeldes para posibilitar la limpieza étnica en la región, Francia y Turquía siguieron armando en secreto a los yihadistas del Frente al-Nusra (o sea, a al-Qaeda) para que luchara contra Daesh. El objetivo seguía siendo el mismo, forzar a Washington a volver a su proyecto inicial.

Es importante señalar de paso que Turquía no fue el único país que armó a los yihadistas que atacaron las ciudades cristianas sirias de Maalula y Kessab, violaron a sus mujeres, mataron a sus hombres y profanaron sus iglesias. También lo hizo Francia.

Turquía soborna a los dirigentes franceses

La prensa habla frecuentemente de que Qatar soborna a la clase dirigente francesa. Pero no dice ni una palabra de las sumas colosales que gasta Turquía para comprar el apoyo de los políticos franceses.

¿La prueba de esa corrupción? El silencio de los dirigentes franceses sobre lo que sucede en Turquía (ese país ostenta el record mundial de encarcelamiento de periodistas, abogados y oficiales superiores de las instituciones armadas), sobre el respaldo turco al terrorismo internacional (la justicia turca ha comprobado que Erdogan se reunió 12 veces con el banquero de al-Qaeda, en Turquía existen 4 campamentos de al-Qaeda y ese país ha organizado el tránsito de decenas de miles de yihadistas), sobre el saqueo perpetrado contra Siria (miles de fábricas del distrito sirio de Alepo han sido desmontadas y trasladadas a Turquía) y sobre las masacres cometidas con la participación de Turquía (en Maalula, Kessab y la que probablemente tendrá lugar si finalmente cae Kobane).

Los empresarios turcos –fieles aliados de Erdogan– crearon en 2009 el Instituto del Bósforo, encargado de promover los vínculos entre Turquía y Francia [7]. Su comité científico, donde figura como copresidenta la señora Anne Lauvergeon [8], tiene como miembros a la crema de los políticos franceses de la UMP [9], (por ejemplo, Jean-François Coppé [10] y Alain Juppé [11]); del Partido Socialista (Elisabeth Guigou [12] y Pierre Moscovici [13]), muchos de ellos muy vinculados al presidente Francois Hollande (como Jean-Pierre Jouyet [14]) e incluso algunos ex comunistas.

Esas personalidades, algunas de ellas personas honorables, seguramente no piensan aprobar las masacres cometidas por el régimen de Ankara. Pero, de hecho, eso es lo que están haciendo.

Al aliarse con Turquía, Francia se ha hecho cómplice activa de sus masacres.

Thierry Meyssan

[1] “Remarks by Joe Biden at the John F. Kennedy Forum”, by Joseph R. Biden Jr., Voltaire Network, 2 de octubre de 2014.

[2] “Remarks by U.S. Treasury Under Secretary David S. Cohen on Attacking ISIL’s Financial Foundation”, David S. Cohen, Carnegie Endowment for Internationale Peace, 23 de octubre de 2014.

[3] Partido de los Trabajadores del Kurdistán, fundado en Turquía en 1978.

[4] Statistics of Democide: Genocide and Mass Murder Since 1900, R.J. Rummel, Transaction, 1998, p. 223-235.

5] Los Jóvenes Turcos fueron un partido nacionalista revolucionario y reformador otomano conocido oficialmente bajo el nombre de Comité Unión y Progreso (CUP). Ese partido se alió con las minorías y derrocó al sultán Abdulhamid II. Pero al llegar al poder emprendió una política de turquificación que lo llevó a planificar un genocidio contra las minorías, principalmente contra los armenios.

[6] Citado en «If Democracy Fails, Try Civil War», Al Kamen, The Washington Post, 25 de septiembre de 2005.

[7] Ver el sitio web del Institut du Bosphore.

[8] Ex colaboradora del presidente francés Francois Mitterrand, Anne Lauvergeon fue presidenta de Areva (grupo francés considerado líder mundial en el sector de la energía nuclear) de 2001 a 2011. Actualmente preside la Comisión de Innovación.

[9] La UMP (Unión por un Movimiento Popular) es el partido de derecha inicialmente llamado Unión por la Mayoría Presidencial y formado para apoyar a la candidatura del presidente francés Jacques Chirac con vista a las elecciones presidenciales de 2002. Nota de la Red Voltaire.

[10] Diputado, ex ministro y ex presidente de la UMP.

[11] Alcalde de Burdeos, ex primer ministro y ex presidente de la UMP, Alain Juppé se convirtió en ministro de Relaciones Exteriores de Francia al inicio de las guerras contra Libia y Siria.

[12] Ex colaboradora de Francois Mitterrand y ex ministra, Elisabeth Guigou preside actualmente la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional.

[13] Diputado y ex ministro, Pierre Moscovici acaba de ser designado para convertirse en comisario europeo.

[14] Alto funcionario y viejo amigo de Hollande, Jean-Pierre Jouyet es hoy director general de la compañía aseguradora AXA.

===================

Relacionados:

El Estado Islámico fusila a 30 milicianos suníes al oeste de Bagdad

Publicado: 29 oct 2014 | 12:58 GMT Última actualización: 31 oct 2014

El Estado Islámico ha fusilado a unos 30 combatientes tribales vinculados con las fuerzas gubernamentales en la ciudad de Hit, a unos 140 kilómetros al oeste de Bagdad. Según fuentes en Irak, todas las víctimas eran suníes.

El presidente del Consejo de la provincia iraquí de Anbar, Sabah Karhot, hizo hincapié en la confesión de las víctimas para señalar que los integrantes del Estado Islámico perpetraron una masacre contra quienes pertenecen a su misma religión. Especificó también que antes de disparar, los agresores obligaron a los milicianos a formar filas y tumbarse.

Según relataron vecinos de Hit, citados por la agencia AP, en las horas previas al fusilamiento los extremistas obligaron a los prisioneros a desfilar por las calles de la ciudad. Mientras estos avanzaban, unos altavoces repetían al vecindario que los 30 hombres eran apóstatas porque luchaban contra el Estado Islámico.

La ciudad de Hit, situada a orillas del río Éufrates, cayó en manos del Estado Islámico a comienzos de octubre, después de largos combates contra las tropas de Irak apoyadas por las milicias locales, de la tribu Albu Nimir.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/145222-ei-extremismo-matanza-sunitas-irak

===================

 Relacionados:

Miles de cristianos iraquíes, perseguidos por EI, huyen a Jordania

Por Areej Abuqudairi

Marvin Nafee, un cristiano iraquí que huyó a Jordania para escapar del grupo extremista Estado Islámico, reza para recuperar “la seguridad del Mosul de 10 años atrás, donde todos convivían en paz”. Crédito: Areej Abuqudairi/IPS

AMMÁN, 31 oct 2014 (IPS) - Los videos y las fotos que Marvin Nafee veía en las redes sociales mostraban el avance del grupo extremista Estado Islámico (EI) en el interior de Siria, pero a este cristiano de 27 años todo eso le parecía muy lejano a su realidad en Iraq. 

“No lo creíamos, parecía tan irreal”, recordó a IPS.

"Medio Oriente ya no es seguro para nosotros. Como cristianos hemos sufrido desde 2003 y siempre temimos la persecución”: Refugiada iraquí de 60 años.

Pero apenas unos meses más tarde, en junio, su ciudad natal, Mosul, cayó bajo el control del EI en un lapso de dos horas, y él y miles de cristianos más tuvieron que huir. Marvin se refugió en Jordania, junto con sus padres y dos hermanos.

“No hay nada como la paz y la seguridad”, dijo desde la iglesia latina en el vecindario de Marka, en Ammán, que ha sido su hogar los últimos dos meses.

En julio, el grupo extremista yihadista advirtió a los cristianos de Mosul que debían convertirse al Islam, pagar impuestos o renunciar a sus pertenencias y salir de la ciudad en el norte de Iraq. Si no acataban la orden, el castigo sería la pena de muerte, “como último recurso”, añadió la organización armada.

“Ahora ya no quedan cristianos en Mosul. Todos nuestros conocidos la abandonaron, a excepción de un grupo de ancianos en un centro de atención que fueron obligados a convertirse al Islam”, aseguró Marvin.

Miles de iraquíes huyeron a Jordania desde Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

La portavoz de la organización asistencial Cáritas, Dana Shahin, dijo a IPS que, desde  agosto, 4.000 cristianos iraquíes pidieron ayuda en la oficina del grupo católico en Jordania y que 2.000 fueron alojados en iglesias.

Las familias iraquíes viven en los patios y los pasillos de las iglesias en la capital y las ciudades norteñas de Zarqa y Salt, convertidas en campos de refugiados temporales.

En la iglesia latina de Maraka, aproximadamente 85 personas comparten una habitación de 21 metros cuadrados. Niños, ancianos, hombres y mujeres duermen en el suelo con colchones adicionales que dividen la sala para darles privacidad. Usan las instalaciones de la cafetería para preparar comidas con los alimentos donados por Cáritas.

“Jordania fue generosa al ofrecer lo que puede, pero esta no es una situación de convivencia ideal para nadie”, se lamentó Um George, una mujer de 53 años.

La mayoría de los refugiados llegaron a Jordania sin un centavo y con poco más que lo que llevaban puesto, luego de que el EI les arrebatara casi todas sus posesiones.

Los hombres del EI “nos revisaron a todos, incluidos los niños, en busca de dinero”, destacó el hermano de Marvin, Ihab, de 25 años. “Se lo dimos todo, en aras de la seguridad”, agregó.

La Sociedad del Centro de Caridad Islámica aportó viviendas móviles prefabricadas para alojar a los  refugiados en los patios de las iglesias, y un número menor de iraquíes fueron trasladadas a apartamentos de alquiler compartidos por más de una familia.

Cáritas les brinda alojamiento básico, alimentos, tratamiento médico y ropa, pero aún no existe una solución a largo plazo para los refugiados.

“Todavía estamos evaluando sus necesidades. La mayoría de estas familias huyeron casi con nada”, explicó Andrew Harper, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Jordania.

Acnur registró el ingreso de 120 iraquíes por día en agosto y septiembre, de los cuales más de 60 por ciento declaraba que el miedo al EI era su razón para huir de Iraq.

Aproximadamente 11.000 iraquíes se registraron con Acnur este año, lo que lleva el número total de refugiados de ese país en Jordania a 37.067.

Desde 2003, Jordania es el hogar de miles de refugiados iraquíes. Muchos de ellos viven en condiciones terribles, ganándose la vida a duras penas a medida que los fondos asistenciales desaparecen.

“Los refugiados iraquíes permanecen al margen de los donantes y las instituciones”, sostuvo Eman Ismaeel, gerente del programa de refugiados iraquíes de la organización humanitaria CARE International en Ammán.

Impedidos de trabajar legalmente, los iraquíes viven en los vecindarios más pobres del este de Ammán y Zarqa. Luchan para pagar el alquiler y enviar a sus hijos a la escuela.

La afluencia de refugiados iraquíes generó un desafío para las agencias de ayuda que trabajan en Jordania, y que ya alberga a más de 618.500 refugiados sirios.

“Tenemos más refugiados que nunca desde la Segunda Guerra Mundial, pero los recursos son mínimos”, recalcó Harper. “Los desafíos surgen todos los días, pero esperamos superarlos con la ayuda internacional”, agregó.

La mayoría de los recién llegados iraquíes entrevistados por IPS dijeron que quieren vivir en países occidentales. “Medio Oriente ya no es seguro para nosotros”, dijo Hanna, de 60 años. “Como cristianos hemos sufrido desde 2003 y siempre temimos la persecución”, agregó. Ella y sus hijas se cubrían el cabello para “evitar el acoso”, indicó.

Pero el reasentamiento a otros países “es un proceso largo y se realiza según criterios de vulnerabilidad”, explicó Harper. Miles de iraquíes en Jordania lo están esperando desde hace años, dijo.

En su refugio en Marka, Marvin señala una foto de su casa en Mosul estampada en rojo con la leyenda “propiedad del Estado Islámico” y “Nfor Nasara” (cristianos, en árabe). Un amigo musulmán que sigue viviendo en su ciudad natal le envió la imagen. Posteriormente, el mismo amigo le informó por correo electrónico que miembros del EI habían ocupado la vivienda.

Aunque ya perdió la esperanza de que él y su familia puedan volver a Iraq algún día, Marvin todavía cree que las oraciones podrán devolverle la paz.

“Siempre rezamos por la seguridad del Mosul de 10 años atrás, donde todos convivían en paz”, expresó.

Editado por Phil Harris / Traducido por Álvaro Queiruga

===================

 Relacionados:

  1. Iraq al borde del abismo
  2. Estado Islámico acusado de limpieza étnica en Iraq
  3. Refugiados de Iraq son víctimas del “triunfo de la revolución”
  4. Argentina refugiará a sirios por conflicto armado

Argentina se suma a los otros países que ya reciben a refugiados sirios, como Alemania, Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, Finlandia, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, España, Suecia, Suiza y Uruguay. (Foto: EFE)

Fecha de publicación 21 octubre 2014

La medida aplicará a individuos que no hayan participado en la guerra civil que por más de tres años ha generado Estados Unidos.

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández activó el “Programa Siria” que recibirá a ciudadanos sirios que huyen del conflicto armado.

El boletín oficial publicado este martes describe que el plan humanitario consiste en dar visado a refugiados sirios por dos años.

Los consulados para pedir visa en los consulados:

1. Se exige que los interesados no hayan combatido en el conflicto armado y no tengan antecedentes penales.

2. Los postulantes deberán presentar una carta de invitación "con fundamento en el vínculo de parentesco o afectividad con ciudadanos argentinos o con residentes en Argentina que actúen en calidad de llamantes", quienes asumirán el compromiso de brindarles alojamiento y manutención.

3. Presentar un certificado de carencia de antecedentes penales o una declaración jurada que lo certifique.

4. Tener un documento de viaje válido.

5. Contar con el permiso de ingreso emitido por la Dirección de Migraciones argentina.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) calcula que desde hace más de tres años de guerra en Siria, el número de refugiados superó los tres millones, esta cifra no agrupa a los cientos de miles de ciudadanos sirios que huyeron sin registrarse como refugiados, ni a los 6,5 millones de personas desplazadas dentro del país, lo que significa que cerca del 50% de los sirios se ha visto obligado a huir de sus hogares.

teleSUR le invita a ver cómo otros países sudamericanos apoyan en el refugio de ciudadanos sirios: "Llegan a Uruguay refugiados del conflicto en Siria"

IPNews-copyright

Top Desktop version