IP News

Switch to desktop Register Login

LA MUSICA "CHICHA"

LA MÚSICA CHICHA REMUEVE LAS EMOCIONES EN LA GENTE POPULAR DE BOLIVIA

 

  20161020_093050.jpg
   


Las letras de las canciones “chichas”, por lo general, expresan un contenido cultural para superar y “deshacerse” de la depresión interior que sufren muchas personas en su medio de vida. Con claridad se expresa síntomas del patriarcalismo expresado en machismo, el excesivo consumo de bebidas alcohólicas asociadas a inconductas, la inminente soledad refugiada en las nostalgias, la indolencia, el desengaño que muchos oyentes entre mujeres y varones lo asumen con un lenguaje identificado como “popularísimo”.

Detrás de la música “chicha” existen estudios de grabación, compositores empíricos, productoras de promoción artística, vendedores ambulantes, etc., este equipo trabaja con personal boliviano y peruano, se muestra con mucha eficiencia porque se ve los resultados en las festividades zonales, provinciales y otros espacios populares.

EN LA TELEVISION

Un programa que emite, desde muchos años atrás, este tipo de género musical es Radio, Televisión, Popular (RTP) con su programa “Ritmo Popular”  que conducen tres elocuentes  presentadores (Felipe “Tafú” Choque, Luisa “Luchita” Vallejos y Rosendo “Rosendex” Huanca) quienes se encargan de presentar un ramillete musical de cumbias sureña y huayños cumbias: la frase típica y símbolo de este programa es “hola Che”. Sin duda que la influencia de la música chica de Argentina y Perú siempre acompañaron al programa.

Otra cadena televisiva nacional es ATB (Asociación Tele difusora Boliviana Illimani de Comunicaciones) que emite el programa “El Popularísmo” que conduce Kori Paco y sus modelos de cumbia andina, para resaltar es hijo del conductor y productor del tradicional programa “Sábados Populares” emitido en antaño por el canal popular RTP en la década de los 90, conducido por tres entretenidos personajes: Edgar “Pato” Patiño, el payasito cosquillas y el compadre Adolfo Paco.  

El periodista alteño, Lucas Yujra expresaba “…Tomando como línea de producción en la ciudad de El Alto, los productores independientes contratan espacios en canales como VOS TV (Canal 49) en el Canal 24, en CVC (canal 57). Estos productores independientes se encargan de cobrar a los grupos chicheros para promocionarles en su material y marcar presencia en la opinión pública de la ciudad de El Alto…”.

La música chicha rompió fronteras y prontamente adquirió fuerza en ciudades como Oruro, Potosí, Sucre, Cochabamba, La Paz, El Alto, y parte de Santa Cruz, además salió a las fronteras con la República de Perú, como en tradicionales ciudades como: Juliaca, Puno, Yunguyo, Llave, Juli, y otros.

Además se comprobó a través de las redes sociales que los residentes bolivianos gozan y muestran una fuerte aceptación de este género en la República de Brasil, Argentina y Chile.

Este género ocasiona que los “piratas” ayuden a promocionar de manera indirecta y pasiva, las canciones de moda con una libre comercialización del material audiovisual en soportes como: DVD, Cd en Mp3, flash memoria, y otros sin respetar el derecho de autor.

El investigador, Juan Pablo Gonzales manifiesta “…La música popular forma parte central de la modernidad y del concepto de progreso difundido desde la metrópolis. Más aún, contribuye a generar y a socializar dicha modernidad, a través de la paulatina liberación experimentada por el cuerpo y  las relaciones intergenéricas; por la incorporación de la alteridad negra y mestiza a las culturas blancas dominantes; por su carácter cosmopolita, democrático y participativo; y por su capacidad para construir una sensibilidad en sintonía con la época...” Este es el caso del huayno popular, una especie de origen “amerindio” que luego se hizo mestiza y que ha llevado hacer ampliamente grabada y radio difundida tanto en Bolivia como en Perú.

La música “chicha” se enraizó en las  regiones que tienen similitud cultural e identidad indígena, los idiomas, las costumbres y las tradiciones lo demuestran con las prácticas de la gente en Latinoamérica.

Los expertos consideran que el género “chicha” es como un emblema de los excluidos, puesto que a decir de muchos de ellos la cumbia “chicha” es un fenómeno musical emergida a comienzos del año 1960 en Lima - Perú para buscar una nueva identidad social por parte de los pobladores llegados de las provincias.

El origen de la música “chicha”

Surge en  Latinoamérica cuando los estudios de grabación entran a la era digital dela grabación sonora.

El musicólogo Juan Pablo González decía “…El consumo juvenil de los discos y aparatos portátiles produjo el desarrollo de sellos locales y la autonomía que adquiere la comercialización del disco, constituye hitos del desarrollo de la industria discográfica en la región hasta la llegada del cassette a comienzo de los años 70 en los siguientes años cambiaron el formato vendrán de la mano del disco compacto, a comienzos de los años 80 y su plena incorporación a la música popular latinoamericana…”

No obstante, sumergiéndonos en un escenario preciso, según Chávez Malavez, señala: “...que la música chicha nació en Lima Perú en un momento donde la gente de otros lugares migraba de lo rural a lo urbano.” Ese contexto histórico reflejó no solo la migración de la gente del campo a la ciudad, sino que con ella su bagaje cultural expresado en música, costumbres, idioma, etc.

Así, esta evolución de tecnologías de reproducción y grabación sonora permitió que las diferentes agrupaciones musicales del incipiente género “chicha” emplea de apoco en sus producciones artísticos. En este recorrido analítico es preciso considerar al siglo XX y, por qué no decir, al siglo XXI, pues sigue contando con ingentes adherentes.

Juan Pablo Gonzales precisaba “… en Perú, la cumbia se encontraba con el huayño, iniciando la música chicha en la que hay que mencionar al grupo los Shapis con el tema Chofercito, creando un sonido andino para la cumbia que influirá en toda la región”

El blog www.eabolivia.com/blogs/indica “…Podemos decir que la música chicha es uno de los emblemas de los pobres del Perú, Bolivia, Chile, Colombia, Argentina y Ecuador es el reflejo, de la presencia de la cultura andina en los espacios citadinos y permite fortalecer la identidad popular. La música chicha es una producción artística que contagia, ilusiona, hechiza y enamora”.

El desarrollo y la incursión rural de los medios de comunicación masivos en busca de nuevos mercados han masificado especies folklóricas, regionales, poniéndolas al alcance de comunidades lejanas que se identifican con ellas.

Sobre esto el productor Mauricio Sánchez señala:“…que el género chicha es con toda certeza un verdadero movimiento así lo demostró los paladines del gusto musical: climax, ronisch, maroyuen Cochabamba, iberia en Oruro, Destellos en La Paz, fueron algunos de los grupos que produjeron uno de los auges musicales más impresionantes de la música popular boliviana en todos los tiempos…”

Este auge de la cumbia popular como resultado de las transformaciones sociales, la configuración de los medios de comunicación y la consideración de industrias musicales se refleja cada vez más en distintos escenarios de la dinámica social. Asimismo, la cumbia fue remodelada como tekno-cumbia comprendiendo a vastos sectores de la población, especialmente la llamada marginal.

Los consumidores, principalmente migrantes, usan y disfrutan de este movimiento musical constantemente.

IPNews-copyright

Top Desktop version