LA INFILTRACION DE AGENTES DEL ESTADO EN LAS ORGANIZACIONES SOCIALES

Compartir con redes sociales

INTELIGENCIA DE LA MARINA INFILTRÓ A GRUPOS Y ASOCIACIONES POLÍTICAS LEGALES

By William Palomino

INTELIGENCIA DE LA MARINA (DINTEMAR) DE DONDE SALIERON CONSUMADOS GENOCIDAS Y MIEMBROS DE LA MAFIA FUJIMORI COMO EL CAMIÓN (TELMO HURTADO -GENOCIDIO DE ACCOMARCA), GIAMPIETRI (GENOCIDIO- FRONTON), MONTOYA, TUBINO, ETC. INFILTRA A GRUPOS Y ASOCIACIONES POLÍTICAS LEGALES.

Ahora que el régimen dictatorial de Sagasti anunció que los aparatos de inteligencia del estado habían infiltrado a una organización perfectamente legal como el Movadef cuyos miembros y simpatizantes están registrados en la ONPE (más de medio millón de personas) y sus actividades incluyendo sus “juramentos” son anunciados en la net públicamente, viene a punto recordar como la Dintemar (brazo de inteligencia en la marina) había infiltrado a asociaciones políticas entre ellos Patria Roja (PR) durante el gobierno de Alan García y luego la de Toledo. García denunciaba que la izquierda electoral entre ellos Patria Roja recibía dinero de Hugo Chávez (los Albas) y Toledo decía que era Corea del Norte quien financiaba a la caviarada, incluso deportaron al embajador de ese país. No se daban cuenta que PR estaba en cama con los gobiernos de turno y en posesion de la gallina de los huevos de oro (la derrama magisterial)? Al parecer no les importo y lo infiltró. Aquí está la denuncia de un agente de inteligencia de la marina:

“Mi nombre es Erick Alberto Flores Wong (alias Diego), DNI 42611790, 32 años de edad, pero utilicé el alias de ¡Diego! para infiltrar a Patria Roja y obtener información sobre sus fondos y principales dirigentes. La Dirección de Inteligencia de la Marina, DINTEMAR, estaba intentando probar las supuestas relaciones financieras del partido con los gobiernos de Corea del Norte y Venezuela, y los vínculos que se decía existían con Sendero Luminoso. Pero como mis informes indicaban que no había pruebas de tales cosas, me calificaron de ¡volteado! y me amenazaron de muerte!”

“Yo llegué a Patria Roja por orden de la DINTEMAR con la errónea idea que se trataba del enemigo interno; es más, mis superiores me indicaban que PR era financiada por Corea del Norte, por Venezuela, por las FARC, incluso que contaba con un ficticio arsenal y que tenían entre sus planes iniciar una lucha armada (como en los 70’s con un fusil de palitos) No es usual conversar con un agente de los servicios de inteligencia, dispuesto a contar su verdad. Erick Alberto (¡Diego!) Flores Wong, identificado con DNI: 42611790, ha cumplido 32 años y tení-a 20, cuando en 1995 se incorporó al Centro de Instrucción técnica Naval CITEN.

Tres años toma el entrenamiento de un futuro agente de la inteligencia naval. ¡Diego! hizo todo el proceso y se entrenó en la técnica del OVISE (observación, vigilancia, seguimiento), aprendió a abrir candados y puertas, a usar disfraces, a perseguir, interrogar, torturar y matar civiles, y a evadirse de sus perseguidores.

También se familiarizó con las claves del lenguaje adaptadas de los manuales de los Estados Unidos: ¡Papa Romeo!, era Patria Roja; ¡Sierra Lima!, se refería al Partido Comunista del Perú; ¡Delta Tango! era un revolucionario (delincuente terrorista). Y más criollamente: un ¡triste!, era un objetivo que ya estaba preso; un ¡frío!, uno que no dará más problemas (muerto durante las torturas o simplemente desacreditado).

“En el 2002 asisti regularmente al local del Movimiento Nueva Izquierda MNI de Patria Roja, en jirón Miró Quesada, en el centro de Lima, era un militante más, me gane la confianza de los dueños y encontré la forma de incorporarme a sus organismos. Para presentarme dije que era poeta y declamé algunas cosas que había escrito. Luego empecé a participar de actividades de la juventud y poco a poco logré contactar a varios dirigentes de los que me hice amigo!

¡Papa Romeo!
¡Diego! iba al partido, armaba pancartas, salía con los jóvenes y pretendían enfrentarse a la policía en las calles para reclutar nuevos miembros. Escuchaba las conferencias. Tomaba parte en los debates. Luego hacía largos recorridos y cuando estaba seguro que nadie lo seguía, se dirigía a la Base Naval del Callao ingresaba por una puerta en la que no se registraba a los que llegaban y redactaba su informe.

“!Compré libros y música de izquierda para familiarizarme con mi trabajo. Y en la base naval escuchaba la música de homenaje al Che. Buena, loco, me decían otros agentes. Recibí una lista de personas a las que debía espiar pero la mayoría ya eran mis amigos, Alberto Moreno Rojas, Oscar Felipe Ventura, Víctor Ramírez Cifuentes, Julio Céspedes Olórtegui, Rolando Breña Pantoja, Gregorio Santos Guerrero, Julio Boza Pulido, etc., el congresista Werner Cabrera, la congresista Nancy Obregón, la parlamentaria Elsa Malpartida hasta el cura Arana. Debía informar qué hacían, con quién se reunían y sus relaciones con las embajadas!

¡Me preguntaban sobre una entrega de 20 mil dólares que Corea del Norte había hecho a Moreno en un sobre cerrado, y que había sido detectado por otro agente de apellido Balvín. Y yo contestaba que cómo iba saber eso. ¿Acaso estaba presente?, ¿y cómo sabía lo que contenía un ¡sobre cerrado?. También insistían que había arsenales escondidos, que la Casas del ALBA servirían para organizar guerrillas, que las FARC daban dinero y armamento, que la Misión Milagro era una forma de introducir espías venezolanos, etc. Como se dieron cuenta que estaba cambiando, que me había dado cuenta que querían obligarme a aceptar mentiras, empezaron a desconfiar!

¡A mediados del 2007, el jefe de la División de Operaciones Especiales, Capitán de Corbeta AP José Granda Gamarra, me amenazó abiertamente: ¡te van asaltar y te van a meter cuchillo, o te pueden atropellar y nadie vio nada, o puedes desaparecer y nadie te va a encontrar!¦ ya sabes cómo es este negocio!. También dijo que ordenaría que me internen en el pabellón 62 (para pacientes con problemas de salud mental) del Hospital Naval, porque mi conducta necesitaba de tratamiento psiquiátrico. Y que internado allí era probable que un accidente en la administración de las dosis dañara irreversiblemente mi salud. Por estas circunstancias solicité mi baja del servicio para posteriormente y en el momento oportuno denunciar los hechos!

¡Estoy ahora decidido a hablar. Voy a pedir garantías para mi vida y la de mi familia. Pero el país debe saber para qué se siguen utilizando los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas!

Yanquis entrenan agentes peruanos
La presencia de agentes norteamericanos es frecuente en las instalaciones de la Base Naval del Callao y en la Dirección de Inteligencia de la Marina (DINTEMAR).

“Yo fui testigo de algunas de las prácticas de entrenamiento por un oficial de la Marina de Estados Unidos y una mujer que lo acompañaba. Entre los agentes usamos el mote de ¡los Johnnys!, para referirnos a este personal que entra y sale, como si estuviera en su casa. Para no olvidar su rostro hice un identikit de estos personajes. Los Johnnys, son expertos en comunicaciones, interceptación de teléfonos y violación de Correos Electrónicos. La Marina tiene los mejores equipos que hay en el país para la realización de este tipo de práctica. Son realmente expertos!

¡También he sido testigo de la venta de información a las empresas, especialmente a las mineras, que contratan oficiales en retiro que son encargados de abrir cuentas de ahorro a los agentes, donde le depositan dinero a cambio de sus informaciones sobre partidos, gremios y ONG que pueden ser útiles para ellos!

Fuente:

http://www.diariolaprimeraperu.com/online/informe-especial/la-marina-me-ordeno-infiltrar-a-patria-roja_6530.html

 

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )