INTERNACIONALISTAS POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS REVOLUCIONARIOS

(INTERNACIONALISTAS CLAMAN POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS)

INTERNACIONALISTAS POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS REVOLUCIONARIOS
Compartir con redes sociales

COMENTARIO PREVIO

La prisión política ha sido siempre una arma del poder dominante para "aleccionar" al pueblo sobre las consecuencias de sus luchas. Es una parte de la cómo se expresa la venganza el Estado Burgués como también una forma que tiene el mismo Estado de conservar su cada vez más inmenso poder como producto de la cada vez mayor concentración de la riqueza. 

Esta nueva ola fascista en América Latina se da en medio de la más profunda crisis del capitalismo a nivel mundial como de ahondamiento de la guerra entre los diferentes polos o centros imperialistas donde Estados Unidos ha ido perdierndo terreno ante la ofensiva de China, Rusia.

Esa es la importancia de la presente declaración que presentamos en forma íntegra. La importancia radica en que este joven y nuevo espacio ha sido capaz, nuevamente, de alzar la voz ante esta injusticia en medio de la crisis. 

DECLARACIÓN

ENCUENTRO, conformado por luchadores populares, organizaciones políticas y sociales de América Latina, con aspiraciones de una transformación revolucionaria, DENUNCIA Y EXIGE:

¿Dónde no hay presos políticos? ¿En qué país del mundo el pueblo deja de luchar? El marxismo, concepción, y arma ideológica del proletariado; con Mao Tsetung enseñan: el marxismo consta de
miles de verdades, una de ellas, es fundamental: “la rebelión se justifica”; porque ante la injusticia, el pueblo siempre se rebela; esta es una ley social que se cumple, independiente de cualquier voluntad.

En el desarrollo de la humanidad, el capitalismo se impuso ante el orden económico feudal y éste, ante el esclavismo que surgió, sobre la comunidad primitiva cuando aparece la propiedad privada sobre los medios de producción, incluida la fuerza de trabajo del hombre; aparecieron las clases sociales y se impone el esclavismo. Luchas específicas por conseguir conquistas, en cada etapa; por ejemplo, ante los elevados impuestos que imponían los señores feudales, y sucesivamente. Luchas reivindicativas que se fueron elevando hasta poner en cuestión, el problema del Poder.

Lo que pasa hoy en el mundo, no es posible entenderlo, sin comprender la década del 60 del siglo XX, en que el mundo convulsionó; Asia, África y América Latina se levantó al influjo de la Revolución Rusa de 1917, con Lenin; y la Revolución China de 1949 con Mao Tsetung, quien sintetizó esa época: “Los países quieren su independencia, las naciones su liberación y los pueblos la revolución”. Vietnam, Corea, Albania; Cuba en 1959 puso en primer orden el papel de la violencia para transformar el mundo. El Che Guevara es parte de aquellos tiempos, con Bolivia insurreccionándose, Chile con el MIR, y Salvador Allende elegido presidente, y su derrocamiento por el genocida Pinochet, impulsado por el imperialismo norteamericano. Argentina con los Montoneros y Uruguay con los Tupamaros; Brasil con Carlos Marighella; Colombia con el ELN y las FARC; Nicaragua y El Frente Sandinista de Liberación Nacional; El Salvador con el Frente Farabundo Martí; Ecuador con Alfaro Vive Carajo, en Paraguay con su Ejército Popular, donde la combatiente Carmen Villalba sigue detenida. Y en el Perú, en los 60, con las guerrillas del MIR y el Ejército de Liberación Nacional con J. Heraud, como símbolo de la juventud peruana, poeta asesinado a los 21 años con balas dum dum de fusil, cuando cruzaba el río Madre de Dios. Los 80 con el Partido Comunista dirigiendo una Revolución Democrática Nacional rumbo al socialismo; posteriormente el MRTA.

El revés sufrido en Rusia y China, la desaparición del campo socialista y la caída del Muro de Berlín, permitió que el capitalismo en imperialismo, imponga el neoliberalismo; para recuperar lo perdido; y mostrando su rostro de hiena, impulsar la mayor opresión y explotación sobre el pueblo, jamás visto en la historia de la humanidad; y la mayor concentración de riqueza, fortaleciendo a la gran burguesía financiera. 26 personas poseen en bienes, lo que tiene la mitad de la población mundial; hoy impulsa la 4ta. Revolución Industrial con la robotización que trae mayor desempleo; más hambre, miseria y atraso del pueblo; sumando el recorte de derechos laborales y libertades democráticas, en que estigmatizan y penalizan, la protesta popular.

Estamos en la antesala de la III guerra mundial, a la que nos han traído Estados Unidos y China, en la bipolaridad por un nuevo reparto del mundo. Guerras económicas, arancelarias y bacteriológicas (la pandemia del coronavirus los muestra, que impulsan en su carrera por desencadenar la guerra; que Estados Unidos necesita para conservar su hegemonía mundial; y China cautelosa, posterga, en procura de mejores condiciones para arrebatársela. Pasó la “guerra fría” y ahora es “caliente” (afirman algunos intelectuales); intervenciones en Irak, Irán, Libia; recientemente en esta semana, Armenia y Azerbaiyan por el enclave Nagorno Karabaj...; y las continuas agresiones a Palestina con los judíos de Israel creyéndose los elegidos.

Hoy en nuestra América Latina, el bloqueo por décadas a Cuba, sigue, sin respetar el derecho a la autodeterminación de los pueblos; a Venezuela, le “imponen” el títere Guaidó para justificar la
intervención militar; usando a Colombia de Duque; el objetivo es apropiarse del petróleo. El gobierno de Chile encabezado por Piñera, sus Ministros y parlamento; escudados en la “democracia representativa”, en conchabamiento de casi todas las naciones, presumen ser “abanderados de la paz”, pero siguen los pasos impuestos por el imperialismo norteamericano: mantiene en sus mazmorras más de 2500 presos políticos, por las manifestaciones iniciadas hace un año; colmaron la paciencia de este pueblo hermano, que, en enérgica y tenaz lucha dijo: ¡BASTA! Ahí apareció el verdadero rostro de la reacción, no solo del gobierno de Sebastián Piñera. Violaciones, desapariciones, muertes y encierros.

Los pueblos del mundo, y de América Latina en particular, luchan cada día para conservar y avanzar en la defensa y respeto de sus derechos políticos y libertades públicas inalienables. Ecuador, Bolivia, Brasil, Haití; ... ¿qué pueblo y país no lucha? El imperialismo prevé la tormenta que se avecina y toma
sus medidas. De Colombia es Simón Trinidad que está en la cárcel de EEUU. En Chile mapuche Sergio Levinao y el Machi Celestino Córdova; la abogada Daniela Sierra Soto y Mauricio Hernández
Norambuena. En Turkia Abdullah öcalan Carlos «el Chacal» encerrado a cadena perpetua en Francia.

Perú es el ejemplo donde aplican el Derecho Penal del Enemigo, arma política que para negar todo derecho a los luchadores sociales, presos y ex presos políticos, inocuizándolos, en los hechos, la muerte civil. Y acusando de “terrorista” a todo aquel que disiente del capitalismo en imperialismo, que en nada le sirve al pueblo; los estigmatiza para encarcelarlo. El Dr. Guzmán con 86 años lleva 28 años en una base militar en aislamiento total, también están Víctor Polay, y 6 internos más. Osmán Morote y Margot Liendo Gil, cumplieron condena, pero les abrieron nuevo juicio para imponerles cadena
perpetua. Sin atención médica especializada, sin derecho a visita sólo de “familiares directos”; las cárceles son centros de tortura. Está en Ancón, Antauro Humala.

La profesora Elena Yparraguirre y una docena de presas políticas, más de 25 años detenidas, son madres de familia... Los excarcelados políticos están prohibidos de participar como candidatos o formar organización política; no pueden trabajar para el Estado ni en centros particulares los profesores; sin derecho a jubilación, ni atención médica que brinda el Estado... No podemos dejar de mencionar las matanzas y persecuciones, de las Comunidades y naciones originarias como los Mapuches, despojados de su territorio y costumbres, con el único propósito de la explotación de los recursos naturales donde habitan. Han tenido que someterse al sacrificio de una huelga de hambre al punto de entregar sus vidas por mejores condiciones en las prisiones.

En América Latina y el Mundo, no estamos dispuestos a una vuelta atrás, el encierro y la cárcel de los mejores hijos de nuestra Tierra, no nos puede arredrar; está en la historia, los pueblos del mundo han
derrotado al fascismo, a dictaduras y genocidas; no tenemos que resignarnos a llevar cadenas de oprobio, combatimos las prácticas aberrantes contra la humanidad. Los firmantes, hacemos un llamado a la comunidad internacional en el campo del pueblo, para expresar su REPUDIO Y RECHAZO al gobierno chileno, y a los gobiernos de cada país, aplicadores de políticas contrarias a los intereses del pueblo y violadores de los Derechos Fundamentales del pueblo; y EXIGIMOS:

¡LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS, DE AMÉRICA LATINA Y EL MUNDO!

FIN A LOS PROCESOS JUDICIALES DE LOS MILES DE COMPAÑEROS CHILENOS POR LUCHAR POR SUS JUSTOS DERECHOS
¡CIERRE DEL PENAL MILITAR DE LA BASE NAVAL DEL CALLAO EN PERÚ!

Octubre de 2020.

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )