CHILE: HABLAN FAMILIARES Y AMIGOS DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS GUACOLDA

CHILE: HABLAN FAMILIARES Y AMIGOS DE LOS PRISIONEROS POLÍTICOS GUACOLDA
Compartir con redes sociales

REVISTA AMÉRICA REBELDE Nº 19

En los años 90s, y en el contexto de la transacción a la democracia, se produjo una de las mayores represiones en contra del movimiento revolucionario sólo semejante a los inicios de la dictadura militar-burguesa en Chile. Alrededor de 500 presos políticos pertenecientes a movimientos armados (MIR, FPMR, Mapu Lautaro). Todxs ellxs fueron torturados (física y psicológicamente), sometidos muchos de ellos a doble procesamientos (justicia civil / justicia militar), las mujeres recluidas en cárceles para hombres (Cárcel San Miguel, Santiago) y a montajes jurídico-policiales.
Esta represión también repercutió contra el movimiento social/popula

r construido durante la dictadura militar-burguesa. Los nuevos administradores de la democracia-burguesa requerían, para el perfeccionamiento del modelo neoliberal impuesto durante la dictadura, del aniquilamiento de ese movimiento social, de los referentes político-sociales, y en especial de la izquierda revolucionaria para avanzar en el programa burgués sin oposiciones. Se pasó de la represión de esas organizaciones armadas a la represión selectiva y a la criminalización del movimiento social encubierta en el combate a la delincuencia y al tráfico de drogas lo cual fue la base para la construcción de un Estado Policial y de la posterior militarización de la Araucanía.


Es en este contexto que nace Madres Guacoldas en los 90s como organización de derechos humanos en defensa de lxs prisionerxs políticxs del complejo Mapu Lautaro. Cumplida su misión Madres Guacoldas cae en receso para renacer como el Ave Fénix en el contexto de la revuelta (octubre, 2019). Hoy quien toma la bandera es la Agrupación de Familiares y Amigos Guacolda.


¿Cómo nace Madres Guacolda? ¿Por qué el nombre Guacolda?
Nace a partir de una necesidad, para hacerle frente a una realidad que no es querida pero que siempre estuve latente en el quehacer de las vidas revolucionarias. Si bien durante la dictadura militar hubo torturados y prisioneros políticos del complejo partidario mapucista y lautarino (más conocido como Mapu-Lautaro), es en la época democrática donde el número de Prisioneros(a) Políticos(a) aumenta de forma significativa. La persecución feroz que llevó la democracia contra Lautaro, fue generando que su militancia fuese cayendo prisionera, llegando a constatarse en el año 94’ que toda su militancia (en el sentido activo plenamente) está hecha prisionera.


Frente a esa realidad de persecución y de prisión, las madres de los(a) compañeros(a) se comienzan a encontrar, que, si bien algunas se conocían, la gran mayoría se fue conociendo producto de una realidad concreta de prisión política. Las madres, primero en una defensa irrestricta por los suyos y luego -rápidamente– con un sentido de lo justo se lanzan a organizarse. Son madres, mujeres concretas de pueblo, madres de Revolucionarios(a) las que decidieron organizarse y luchar por la libertad, dignidad y justicia.


Toman el nombre de Guacolda, por su relación directa con Lautaro, eran las madres de las lautarinas y lautarinos, sus hijos(a) que pasaban por el rigor de la tortura, que los renovados tildaban como especímenes terroristas o como los tildaba ese tal Dreysse (juez de la República), con inspiraciones diabólicas. Guacolda reaparece, siglos después de los avatares propios de la guerra librada por el Pueblo Mapuche contra el invasor español, donde Guacolda, la compañera de Lautaro, estuvo también presente.
El gesto por lo tanto es hermoso, el nombre es el reconocimiento mismo a lo que significaban sus hijos(a), guerreros(a) de Arauco y allí siempre con ellos(a), como fue siempre en la historia, Guacolda junto a Lautaro librando esas batallas de libertad. Es una relación de amor, en los tiempos de las batallas del Pueblo mapuche, de tipo de pareja y en los tiempos de democracia de amor de madre a hijos(a), es allí donde radica su tenacidad, su potencia y las razones porque nunca el poder pudo con esas bellas mujeres de Pueblo.


¿Cuál fue el aporte al movimiento de los derechos humanos de los 90s?
Antes de meternos de lleno en la pregunta misma, creemos necesario realizar una contextualización histórica respecto a la realidad del movimientos de derechos humanos y de la Prisión Política en los 90’, ya que aquello nos puede permitir comprender de mejor manera el tiempo en que se desenvuelve Guacolda.


Lautaro es una organización que nació en 1982 y su quehacer era luchar por la Revolución chilena, donde derrocar la dictadura era parte de ello pero no una totalidad en sí misma. Esto produjo un conjunto de procesos. Por ejemplo, que nunca estuvo involucrado en los vericuetos del plebiscito ni menos de darle chance alguna a lo que podría ser la democracia; para la organización lo ocurrido en los noventa con la llegada de la democracia no era más que un acuerdo administrativo del sistema en sí, es decir, el capitalismo cambiaba el rostro, las formas, pero en el fondo seguía siendo el mismo.


Eso produjo que el complejo mapucista y lautarino pasa soplado en el cambio entre dictadura y democracia, nunca hubo un momento de espera ni menos de duda de la necesidad de continuidad de la lucha Revolucionaria. Eso molestó con creces a los nuevos moradores de La Moneda y desencadenó lo que se podría considerar como la guerra sucia. Crearon la “Oficina”, dirigida por un socialista, quien se transformó en un experto en lucha antisubversiva, aprobando de muy buena manera los cursos de tortura.
La naciente Democracia genera una incisión en lo que refiere a Prisión Política, entre los que provenían de la dictadura y los nuevos de democracia, como también entre los mismos provenientes de la dictadura, entre los prisioneros de “conciencia” y “los de sangre”. Los que venían de la dictadura y eran considerados como prisioneros políticos por conciencia, la democracia los libera de inmediato. En el caso de los de sangre, se demoran y demoran, ocurriéndoseles el tema del extrañamiento, con una cantidad de años increíbles para poder regresar a Chile (más de 20 años). En el caso de los nuevos Prisioneros(a) Políticos(a) en democracia el trato es bestial, partiendo por la nomenclatura que se comienza a usar: ya no son políticos(a) sino que delincuentes terrorista. La semántica que utiliza la democracia es de terrorista, lo que luego de casi una década el mismito Francisco Cumplido (Ex Ministro de Justicia de Aylwin) aseveró que se habían equivocado.


Aquella incisión operó en el movimiento de derechos humanos donde se comienza a desplegar Guacolda, eran señaladas como las madres de los terroristas y un lote grande organizaciones de DDHH provenientes de la dictadura, comienzan a entrar en otra por completo, en sus propias lógicas de reparación, etc... Entonces, podemos decir que el movimiento de derecho humanos de los 90 y el aporte concreto que hace Guacolda allí, es crear un asunto totalmente nuevo donde se deja establecido que la aberración y la violación de los derechos humanos no tan sólo es un asunto de exclusividad de las Dictaduras sino que también ocurren en Democracia. Es decir, se logra instalar el nefasto actuar de la democracia como violadora de los derechos fundamentales, usando las prácticas propias de dictadura y se le arrebata la libertad, cuya pretensión siempre fue que la Prisión fuese eternamente.


¿Qué aspectos fueron los más difíciles en cuanto a luchar por la libertad de los nuevxs presxs políticxs en el contexto de la transacción a la democracia?

Principalmente la invisibilización de su condición y realidad. La Democracia hizo todo lo imposible para enterrar en vida a los(a) Prisionero(a) Políticos(a). Fue una batalla muy solitaria en gran parte de su andar. Prisioneros(a) y su entorno más cercano, era la fuerza real a disposición de lucha por la libertad. Se cerraron todas las puertas, pero para nada fue impedimento para frenar el andar de la Batalla por la Libertad. Al poco andar, esa política de invisibilización se les comienza a ir al piso, la prisión se subvirtió por completo, con una inmensidad de batallas que se fueron librando entre los(a) Prisioneros(a) y sus amilias. Fue tanto el desborde, que la Concertación tuvo que importar un modelito de cárcel europeo para la población masculina e inventar una cárcel dentro de una misma cárcel para el caso de las mujeres. Ni así les resultó. Poco se sabe de esa batalla de libertad de más de una década, algún día se sabrá con mayor detalle lo que ocurrió allí pero podemos afirmar con certeza que la prisión política de la democracia, la de principios, fue totalmente subvertida y terminó siendo una rotunda derrota para la Concertación.


¿Cómo se comportó la izquierda parlamentaria o tradicional en la lucha contra la prisión política?


Como las reverendas, partiendo por los socialistas que fueron los principales torturadores y carceleros de la Democracia. El odio era parido contra los(a) Prisioneros(a), como ejemplo a nuestras compañeras, muchas de ellas con sus hijos(a) recién nacidos, les crearon una sección especial en una cárcel de hombres, la cárcel de San Miguel... se comprenderá que la intención fue de una tortura permanente, con el solo hecho de destinarlas a estar en un lugar que no presentaba ninguna condición para ellas, entre otras cosas para su maternidad.


El Director de Gendarmería era el socialista Claudio Martínez, que buscaba un trampolín político en ese cargo pero que pasó a la historia como un don nadie después de la fuga hermosa de los hermanos del Frente en el año 96’. El jefe de seguridad era otro socialista, el coronel (parece) Letelier, que inclusive gustaba de presenciar y participar en las golpizas y las torturas que se daban en la cárcel, de ese tipo supimos que también paso sin pena ni gloria a la historia, parece que se suicidó por un desamor.  Un botón de muestra de lo que fue la izquierda parlamentaria, donde los PPD también y en donde existían muchos ex Mapucistas, no tan sólo dieron vuelta la cara, sino que fueron partícipe de toda la arquitectónica de tortura de la Concertación.


En el caso de los comunistas, que en ese tiempo no eran parte del parlamento, pero si de la izquierda tradicional, fue de un silencio de casi una década, su cúpula se hizo la lesa por casi 10 años, hasta que la presión de los(a) Prisioneros(a) y de Guacoldas fue tanta que tuvieron que cambiar la postura, pero no fue pareja en toda su dirección. Gladys Marín allí jugó un rol importante, posibilitó que se hicieran cosas en conjunto, por ejemplo, el reconocimiento de la Prisión Política, eso hizo que en algún momento por la cana se apareciera Hugo Gutiérrez en su condición de abogado, se dio un par de vueltas y de ahí nunca más se le vio.


Como te decíamos, la Batalla por la Libertad, en gran parte de su hacerse, fue bastante solitaria. El respaldo contundente se empezó a dar con mayor ahínco a finales de la década de los noventa por parte de organizaciones populares nacientes, por parte de nuevas generaciones y por aquellas voluntades de improntas gigantescas que en la historia nunca salen mencionadas.


¿Cuál fue el rol de la mujer en ese movimiento?
Fundamentales, protagónicas, estratégicas, decidoras. Mujeres aguerridas a más no poder, cuyo despliegue les reventó de tal manera las pelotas a la Concertación, que no encontraron nada mejor que hacer una relación burda: Si los(a) Prisioneros(a) eran terroristas por consiguiente sus madres y parejas también lo eran...desarrollaron una persecución bestial contra Guacolda.


Mujeres Populares, valientes, creativas, insistentes en la persecución de lo justo, cariñosa con los suyos, bravas con el Poder. De inteligencia mayúscula, fueron parte protagónica en tumbar un imposible, desafiaron a la historia y lograron su objetivo, la tan anhelada libertad llegó y está fue arrebatada al poder. Aquella victoria no se puede entender sin la impronta y estampa de aquellas mujeres de nuestro Pueblo. Guacolda fue esencialmente un movimiento de mujeres, que con el tiempo se fueron incorporando hombres, pero siempre mayoritariamente fue de mujeres.


¿Cuál es su visión desde hoy hacia esa experiencia de Madres Guacolda? ¿Cuál es su evaluación?


A los más viejos de edad en este andar, con esta pregunta se nos viene de inmediato a la mente los rostros de aquellas madres, de esas parejas, de esas voluntades. Madres Guacolda fue una organización de rostros concretos, de mujeres de pueblo.


La historia y experiencia del andar de las Madres Guacolda es la historia de una victoria popular, esa es la principal conclusión a la cual llegamos de forma inmediata. Se propusieron contra viento y marea librar a los suyos y lo lograron, aunque todo indicaba que fuese un imposible. Guacolda dejó demostrado que cuando se persigue con tal tenacidad algo siempre se puede lograr. Instauran una nueva forma de abordar la defensa de los derechos humanos, fueron capaces de instalar en la sociedad chilena que, en nuestro país, aun en Democracia, se seguían violando los derechos fundamentales de las personas. Guacolda es la historia de esfuerzo, entremedio de mucha soledad y de muchos sentimientos encontrados, es la historia de mujeres trabajadoras, de madres, de parejas, de voluntades dignas... en fin, Madres Guacolda – qué duda cabe – ha de estar inscrita en los anales de la historia de nuestro pueblo.


¿En qué aspectos uds se consideran herederxs de Madres Gaucolda?
Más que heredar, nos hacemos de una experiencia, la cual la traemos al presente y la tensionamos con la realidad operante en el aquí y ahora. Somos parte de la misma familia, la realidad se vuelve a repetir en los escenarios actuales y de forma distinta. La relación que tenía Madres Guacolda con Lautaro, en el presente se vuelve a dar, pero de forma distinta, ya no es un asunto sólo de madres, sino que se amplía más a parejas y al entorno de amistades más cercanas. El cambio de nombre da cuenta de eso, ahora somos Agrupación de Familiares y Amigos de los Prisioneros Políticos Guacoldas. La razón fundante es la misma, antes luchamos por la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Democracia, pero sus “representados” eran de Lautaro. En el presente es similar, luchamos por la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta, pero “representamos” a los tres lautarinos Prisioneros.


¿Por qué deciden renacer?


El 30 de octubre de 2019, Esteban Bustos, Gilberto Mendoza, Rubén Rivas (los tres militantes del Movimiento Juvenil Lautaro), son detenidos acusados de levantar barricadas en la línea férrea en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. En su detención, en la 51 Comisaría de Pedro Aguirre Cerda sufren apremios ilegítimos por parte de personal del OS-9. Fueron detenidos en la mañana de ese día y ya en la tarde se encontraban en Prisión Preventiva en una cárcel cuyo régimen es de 21 horas de encierro y 3 distribuido entre patio y pasillo. La Prisión Preventiva fue decretada sin ninguna prueba (no hay foto, no son apresados en lugar de los hechos, no hay cámaras de videos etc..) más que la incautación de dos encendedores, la versión de los pacos y su militancia política que es donde se agarra la Fiscalía y el Ministerio del Interior para iniciar un proceso judicial que desde el primer día hasta el día de hoy ha sido una cronología de aberraciones donde el propio Estado trastoca los principios fundantes del Estado de Derecho, para muestra un botón:


* A la fecha de su detención, las barricadas no eran consideradas como un delito sino como una falta, por lo tanto, no procedía por ningún motivo (con o sin pruebas) la prisión preventiva. Para un hecho de menor cuantía la jurisprudencia nacional cuenta con los presupuestos jurídicos para resolver aquel litigio. No obstante, aquello, en la causa desde el primer momento se hace parte el Ministerio del Interior, como ente de presión lo que viola la independencia de los Poderes del Estado.


* El Ministerio del Interior, con el beneplácito del Poder Judicial hacen uso indebido del Derecho y invocan la ley de seguridad del Estado, una ley cuestionada por el Derecho Internacional por su connotación política y de uso unilateral. Una desproporción grotesca por donde se le mire que cuya solicitud de pena efectiva de cárcel es de 10 años. Imagínese, 10 años de cárcel por una antojadita de Blumel por su odio parido contra Lautaro y sin prueba alguna, lo transforman en una causa donde no ha habido un debido proceso e igualdad ante la ley.


* Ya van a ser nueve meses de iniciado el proceso y la contraparte ni siquiera se ha molestado en presentar ni una prueba, siguen con 2 encendedores y dilatando a más no poder una causa procesal, con el único
propósito de castigar enseñadamente a nuestros familiares y amigos y de, obviamente, sacarlos de circulación. En fin...podríamos seguir dando ejemplos de la aberración, pero volvamos a la pregunta. La prisión de Esteban, Gilberto y Rubén fue la razón que retomáramos el quehacer de Guacoldas, aconchando la historia, pero sin duda desde y para lo nuevo, no nos quedamos nunca pegados con el pasado. Nuevamente, la realidad de la Prisión nos convoca a retomar nuestra organización.


¿Cómo se relacionan con otras agrupaciones que reúne a los familiares y amigos de los presxs politicxs de la revuelta, y de los presxs políticxs desde antes de la revuelta (chilenos y mapuches)?


Tenemos una relación frecuente con la Organización de Familiares y Amigxs de Prisionerxs Políticxs, de hecho hay compañeros que participan constantemente en OFAPP. También tenemos contacto con otras organizaciones de regiones, pero no hemos logrado articular un trabajo conjunto. Estuvimos en el andar inicial de la Coordinadora 18 de octubre pero nos fuimos alejando, hemos tenido un par de conversas con agrupaciones de regiones y hace poco hemos ido hablando con mayor frecuencia con representantes de los Prisioneros Políticos Mapuche, donde tenemos sintonía, las formas de luchas son similares pero las realidades procesales distintas para inventar algo en conjunto, nuestros compas y la mayoría de los PP de la revuelta están en calidad de imputados, entonces la relación con los(a) hermanos(a) del Pueblo mapuche hemos ido estableciendo una relación de apoyo mutuo. Ese es más o menos el panorama.


Es una relación de respeto pero las formas de concebir la prisión y por lo tanto su batallar nos distancia de otras organizaciones. Nosotros(a) aseguramos que de la cárcel hay tres forma de salir, tres opciones de recuperar la libertad que es el deber que todo prisionero debe tener desde el primer minuto que pisa un recinto carcelario. La primera es la fuga, la que por razones obvias no se informa con anterioridad sino que se materializa. La segunda, la más bella sin duda pero la más lejana en este actual momento, es que el Pueblo en su movilización de masa vaya a buscar a sus Prisioneros(a), que habrá las cárceles a la fuerza y salgan hacia el encuentro de la libertad. Y la tercera, por la cual optamos como Guacolda en el ahorita, es la solución política, es arrebatarle la libertad desde la exigencia al poder en su cancha, a través de leyes, indultos, amnistía etc...Y claro, hay una cuarta que no es propiamente tal como parte de una batalla, la que es esperar cumplir la condena.


Hoy en día nosotros estamos realizando un conjunto de ofensivas conjuntas en el plano nacional e internacional para que se apruebe un proyecto de ley que está en la cámara baja, de autoría de la diputada Hertz, que permite cambiar la medida cautelar de Prisión preventiva por la de arresto domiciliario para la población imputada en contexto de catástrofe y de pandemia. La aprobación de esta ley no tan sólo significa que los(a) PP de la revuelta se van para sus casa mientras se dé el juicio, sino que también coloca la primera piedra concreta del reconocimiento político de la Prisión, lo que posibilita concrtear con mayor contundencia la Batalla por la libertad absoluta.


¿Cómo definen uds la prisión política? ¿Creen que es muy parecido a un secuestro por parte del Estado?


No, para nada vemos que sea como un secuestro, no compartimos esa visión. Secuestro es que no sepas donde estás y todos saben (en general) donde están sus familiares y amigos, tienen domicilio conocido y nadie está pidiendo rescate por ellos, a nuestro parecer la imagen no calza, no da con exactitud con la realidad. La Prisión Política es una posibilidad siempre cierta pero jamás querida para los hombres y mujeres que se lanzan a transformar la realidad. En tu andar Revolucionario te puedes topar con esa realidad y como todo en la vida tienes que asumirla con dignidad. La prisión es espacio de vida, allí la vida no se congela, no entras a una suerte de lapsus, sino que vives en circunstancias hostiles y no deseadas. Es decir, la prisión tiene que ser fecunda, se tiene que transformar en trinchera de lucha revolucionaria y subversiva, los(a) Prisioneros(a) pueden seguir luchando de manera concreta y siendo un aporte certero. Por ejemplo, nuestros compas, en un régimen carcelario carajo lograron tener vida colectiva, política y estuvieron en Huelga de Hambre. El enemigo encierra el cuerpo, pero jamás puede tocar tus sueños de libertad, tus ganas de luchas y tus convicciones.


Ahora bien, esta realidad de Prisión Política -la de la revuelta- es bastante distinta a versiones anteriores, fundamentalmente porque la casi totalidad de Prisioneros(a) no tiene militancia política, son jóvenes populares concretos de nuestro Pueblo que se lanzaron hacia la realización de lo justo, lo que se le hizo insoportable al Poder y los cuales se fueron a la caza del delirio del enemigo interno, llevan más de 2500 intentos en pro de cacería y aún no encuentran a la cabeza de ese enemigo interno y no lo van a encontrar porque simplemente no existe, es todo un Pueblo luchando por lo justo. Al poder se le pasó la mano en ese delirio (mirándolo desde su lógica) y han configurado una de las prisiones políticas más grande del mundo visto en la relación de PP y cantidad de habitantes y sin duda que aquello – ya está sucediendo- le pasará la cuenta.
En definitiva, la Prisión Política – desde nuestra concepción – es una trinchera de lucha concretita, que hay que sacarle el mayor provecho posible si te ha de tocar esa circunstancia, vivir la vida en su intensidad y con toda la dignidad. En los noventa, los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) dieron sendas batallas por la dignidad: derecho al trabajo, al deporte, al sexo, a las visitas etc... todas batallas hermosas que en momento debiesen conocerse con mayor detalle. La cárcel es un espacio que se puede subvertir, se pueda revertir la situación y que se transforme en espacio de lucha desde y para la Revolución.


¿Por qué creen uds que el Estado Burgués históricamente recurre al secuestro de la prisión política?


El Poder no es inerte, no es estúpido y tiene todo a su disposición y lo usa para defenderse y defender los intereses de los suyos. A su vez, el Poder está compuesto por hombres y mujeres, es decir, por humanos y como tal también erran y bastante, son bastante torpes en un conjunto de cosas. La Prisión Política es una de las tantas herramientas que tienen para defenderse y para ser ofensivos a la vez, es la intención de sacar de circulación a los que los puede poner en riesgo y por ello deben ser castigados ensañadamente.


Ahora bien, los hechos ocurrieron, la revuelta es una realidad operante y gravitante en nuestro país y esa ha sido con el uso de la violencia de masas. Candela ha habido, recuperaciones masivas de supermercados y farmacias ha habido, gente luchando en las calles, enfrentándose a los pacos ha habido y seguirá habiendo por montones, los(a) encapuchados(a) existen son la juventud popular que le da guaraca al poder... todo eso existió y seguirá siendo gravitante en el escenario nacional. Desconocer todo lo que ocurre sería un error, y por lo menos nosotros(a) no queremos cometer aquel error.


Entonces frente a esa realidad el Poder tiene que tomar medidas, no se puede quedar impávido y opera sobre ello, y la prisión es una herramienta que tiene a mano. El problema, la contradicción y el sinsentido que se les genera es como ocupan esas herramientas. Hoy lo están haciendo inclusive trastocando su propio Estado de Derecho y violando sistemáticamente los derechos fundamentales de la población. Independientemente si estás de acuerdo o no con lo que sucede, cualquier jurista, cualquier defensor(a) de los DDHH nota a la legua que aquí ha habido aberraciones literalmente grotescas, que el proceder del Estado, ya sea por ejecución u omisión, ha sido nefasto y más temprano que tarde tendrán que rendir cuentas de las atrocidades que han cometido.


¿Cómo entienden uds el movimiento de derechos humanos en el actual contexto de estallido social?


Es un Movimiento totalmente nuevo, que está naciendo y hay un conjunto de procesos ocurriendo. Uno de los que podemos ver con claridad es que está desplazando al antiguo que se quedó estancado en lo burocrático y administrativo, no dando cuenta de lo que está ocurriendo en nuestra realidad, simplemente no se la pudieron, no estuvieron a la altura, la historia dirá más adelante si esto fue porque no quisieron o no fueron capaces no más... la historia siempre tiene esa capacidad.


Si bien nosotros(a) estamos metidos de lleno en la Batalla por la libertad, vemos la necesidad (hemos tenido algunas conversas al respecto, están como en un estado inicial) de crear un espacio de Derechos Humanos amplio, donde conjuntamente como Pueblo vayamos exigiendo justicia y castigo para las bestias de la democracia. Justicia y castigo por los mutilados(a), por los(a) asesinados(a), torturados(a), violados(a), abusados(a), por las aberraciones de la Prisión Política etc... hay que generar ese encuentro. Se necesita de un cambio de lógica, de crear capacidades nuevas, por ejemplo, en lo que se refiere a la defensa jurídica.


A su vez, es urgente y necesario ampliar la mirada de la concepción de la defensa de los derechos humanos, están reducidos a un ámbito muy en especial, siendo que hay un conjunto de derechos no asegurados. La salud tiene que ser un derecho para la población, como también la educación, el medio ambiente, la cultura etc... Ese conjunto de derechos, que para los populares están negados ha de ser recuperados.


Como te decíamos, si bien no hemos discutido a fondo, por ejemplo, si le hemos dado algunas vueltas respecto al destino de Guacoldas luego que logremos la victoria de la libertad (que si o si será una realidad). Hasta ahora la disposición es a continuar con esta organización, no dejar que perezca y que vuelva a reaparecer luego con otra nueva versión de Prisión Política, como nos sucedió. Creemos que Guacoldas puede hacer un buen aporte al movimiento de Derechos Humanos naciendo, puede contribuir de manera concreta al respecto y esa disposición tenemos.


Dentro de esa visión, ¿cómo asumen uds como agrupación la lucha anti patriarcal, el cambio climático, la emergencia hídrica con la lucha contra la impunidad, etc?


No hemos debatido con precisión sobre los temas que planteas pero si podemos entregarte una mirada general que puede permitir dar cuenta quizás de algunos de los aspectos que preguntas. Nosotros(a) estamos convencidos(a) que la vida de millones puede y debe ser distinta y mejor, donde lo que prime sea la tranquilidad y la vida comunitaria. Todo lo que impida aquello y que sobreponga intereses mezquinos con afanes de alhajas se convierte de forma inmediata en obstáculo al cual hay que derribar. Vida en el sentido integral, en el ejercicio pleno de los derechos y por supuesto con responsabilidades comunitarias, usando las riquezas de nuestro territorio para beneficio de su gente, para un vivir armónico con la naturaleza y con una cultura que fomente la igualdad de condiciones para todos(a) en el sentido de las oportunidades y de los dibujos de los destinos personales. Que mejor que vivir la vida como uno(a) decida vivirla, que puedas optar por lo que quieras y en ese ejercicio de libertad la humanidad se va haciendo un asunto de felicidad.


Para eso necesitamos salud, educación, techo, espacio, cerros, montañas, agua a cántaros, en un hábitat popular que asegure una vida sana y donde los hombres y mujeres siempre tengan las mismas posibilidades en el desarrollo de las vidas. Respecto a la Impunidad si tenemos una opinión más desarrollada. Nuestra opinión traspasa los límites que la democracia ha querido fijar como techo. Exigimos justicia y castigo para las bestias asesinas de dictadura y democracia, porque en democracia también ha habido horrores nefastos para la vida humana, es cosa de echarle una miradita a esa fábrica de niñez popular infeliz llamada SENAME. La dictadura y la democracia tienen sus manos manchadas con sangre popular y mapuche y eso nunca puede quedar en impunidad, nuestro convencimiento es que más temprano que tarde habrá justicia, bregamos por eso y no lo dejaremos de hacer nunca.


PALABRAS FINALES


¿Qué les dirían uds a las nuevas generaciones, al antiguo movimiento de derechos humanos, al movimiento social actual?
A las nuevas generaciones que se hagan de todito su potencial transformador que tienen, hay que creerse el cuento y esas capacidades las tienen de sobra. El Pueblo de Chile tiene un riquísimo patrimonio de lucha, hay que usarlo, ponerlo a disposición en el ahorita y seguir machacando hasta que logremos que la vida de millones sea distinta y mejor. Nueva generación no entendida exclusivamente como un asunto de edad, sino que también con esas ganas intactas de soñar con otro Chile para lo cual hay que luchar.


Al antiguo movimiento de Derechos Humanos, que deberían iniciar un proceso de autocrítica. En general, siempre hay dignas excepciones, no han estado a la altura de las circunstancias. No obstante, si el producto de esa autocrítica necesaria y urgente, tiene como resultante el seguir apostando a la defensa de los DDHH, que se pongan a disposición del nuevo movimiento de los derechos humanos que va naciendo, que pongan su experiencia a disposición desde y para lo nuevo, sin duda que pueden ser un buenísimo aporte, pero siempre desde otra lógica distinta en la cual están enclaustrado en el presente. Al movimiento social actual, que sigan con todo para adelante, como dijo Allende, la historia es nuestra y la hacen los Pueblos, es eso lo que estamos haciendo y hay que seguir haciéndolo. Aquí no se trata de reformistas, de amononar lo que hay, de maquillar más y más un andar que ha quedado en comprobación empírica que no sirve para la felicidad de los Pueblos. Hay que ir por todo, aquí las migajas no tienen cabida. una clara explicación”, afirmando que se puede ejercer este mecanismo de presión para que Chile aplique y respete los tratados internacionales, como también “presionar sobre los grupos de amistad Francia-Chile que existen aquí en la Cámara de Diputados Franceses”.


“La opinión internacional tiene que saber que lo que consume con etiqueta chilena, el vino, palta, uva, manzanas, viene de un país donde se vende el agua, se secan los ríos, no se respetan los DDHH, se encierra a los manifestantes y se amedrenta a las familias”


Luego, Pascale Cognet, también de nacionalidad francesa, nos compartió las principales estrategias y despliegues que han realizado como Colectivo Internacional de Apadrinamiento en la defensa de los DDHH y por la libertad de los prisioneros políticos. Pascal relata que “en Francia, donde nació la iniciativa, hubo un pasado con apoyo importante a los presos políticos chilenos, argentinos, uruguayos de las dictaduras cívico militares, pero en el presente los horizontes de lucha se enfocan hacia otras partes del mundo, como Medio Oriente, Siria, migrantes de África, el problema kurdo, etc.” Agrega además que “en el contexto de crisis que conocemos en nuestros países respectivos, no es fácil reunir a fuerzas solidarias para nuevas luchas (...) aquí la pobreza crece, las diferencias sociales van aumentando y es frecuente ver gente viviendo en la calle o durmiendo en un auto a raíz de un sistema neoliberal que se profundiza”. Aun así, se ha podido conformar el Colectivo de Apadrinamiento, en el cuál no sólo participan voluntades solidarias de Francia, sino que también de Suecia, Suiza, Italia e Inglaterra.


Pascale comenta que “nuestro primer trabajo consistió en compartir la información, y lanzamos una campaña pidiendo a nuestros conocidos que mandaran cartas dirigidas al embajador francés en Chile, en donde le pedimos que transmitiera nuestra preocupación sobre la situación de DDHH a las autoridades chilenas”. Posteriormente “fue el lanzamiento de una carta abierta a las autoridades chilenas que alcanzo 4700 firmas, cuyo objetivo era sensibilizar a la comunidad nacional e internacional”. Pascale agrega que “cada vez que fuese posible, nos sumamos a las marchas”, afirmando que “la visibilización de los presos es esencial en preservar la vida que hoy en día con la pandemia nos parece aún más amenazada”.


La defensora de DDHH señala en este ámbito que “en muchos casos nos dimos cuenta que lo que las familias de los presos están viviendo tienen que aguantarlo en silencio; pensamos que nuestro colectivo puede ser una herramienta para visibilizar afuera situaciones de violaciones a los Derechos Humanos, lo que de cierta forma es una protección para las víctimas encerradas en un país violentamente tocado por la pandemia”. Pascale hizo referencia a la manifestación realizada el 1 de julio en las afueras de la embajada de Chile en París por la libertad y el respeto a los DDHH de los prisioneros políticos, y afirmo que “vamos a repetir este tipo de manifestaciones en varios países ya que nos parece incompatible seguir hablando de Chile como un país democrático (...) la opinión internacional tiene que saber que lo que consume con etiqueta chilena, el vino, palta, uva, manzanas, viene de un país donde se vende el agua, se secan los ríos, no se respetan los DDHH, se encierra a los manifestantes y se amedrenta a las familias”.


“Estamos a la espera de que se levanten las restricciones de la pandemia para continuar nuestros contactos y seguir desarrollando acciones conjuntas en toda Europa”
Jimena López, exiliada en Suecia, manifestó que “desde el 18 de octubre, tanto en Chile como acá, los chilenos salimos a las calles a decir ¡basta!, buscamos las formas y alianzas para demostrar nuestro descontento, cansados de ser abusados por las políticas neoliberales que han impuesto a nuestro Pueblo dolor y miseria”, constatando además que “los DDHH no fueron respetados y más aún, el Ejército fue sacado a las calles para crear un ambiente de terror y guerra”. Relata que “el trabajo organizado de grupos, partidos y asociaciones de chilenos ha ido creciendo para fortalecer la denuncia de lo que sucede en Chile y para divulgar cada uno de los casos de abuso, corrupción y abuso de poder ejercido por el gobierno... al calor de esta lucha se creó la Coordinadora Chile Despertó en varios países del mundo, especialmente en Europa”....
Jimena afirmó que “Chile no actúa apegado a las reglas de las Democracias, ha fortalecido leyes que le permiten al gobierno ejercer mayor control y violencia”- Para ver jornada competa ir a:
https://www.facebook.com/agrupacionguacolda/videos/673179369904195/

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )