ROLANDO ECHARRI, LUCHADOR DEL PUEBLO PERUANO, DESCANZA EN PAZ

Compartir con redes sociales

 

MUCHO DOLOR EN LA GREMIAL DE ABOGADOS Y ABOGADAS DE ARGENTINA.

MURIÓ EL COMPAÑERO PERUANO ROLANDO ECHARRI, DEFENDIDO DE LA GREMIAL Y MÁS QUE ESO UN GRAN AMIGO Y HERMANO

 

Fuente: Gremial de Abogados de Argentina

Mayo, 23/2021

Rolando Echarri Pareja fue un símbolo del aguerrido militante comunista peruano.
Su vida resume la de tantos mártires y caídos por la causa de la revolución y el socialismo en Perú.

Oriundo de Cuzco e integrante de una familia numerosa a varios de cuyos hermanos tuvimos el gusto de conocer.

Comenzó su militancia de muy joven, siendo estudiante de Antropología y fue detenido varias veces.

Fue un camarada con gran pertenencia y entrega absoluta a su organización, y un aguerrido y disciplinado combatiente.

La Gremial conoció al Rolando de la solidaridad, el compañerismo y el sacrificio personal lejos de su tierra natal.

Como prisionero político vivió los terribles horrores de las masacres en las prisiones peruanas.
Fue uno de los pocos sobrevivientes de los fusilamientos y asesinatos de los penales de Castro Castro, Lurigancho y El Fronton.
En este último penal situado en una isla del Pacífico fue de los que resistieron hasta el último hombre los bombardeos y los ataques con fósforo blanco y luego el desembarco de la Infantería de Marina peruana.
Rolando y sus camaradas los enfrentaron con armas caseras pero no se entregaron.
Fue rescatado entre los escombros con graves y lacerantes heridas en el cuerpo que ostentó como medallas.
Su humildad le impidió jactarse de su glorioso accionar.

Cuando recuperó su libertad siguió militando hasta que vino perseguido a la Argentina.

Acá trabajó de sol a sol como muchos de sus compatriotas y se ganó la vida haciendo de todo.

Hasta acá lo persiguió la justicia pro Imperialista peruana y lo detuvieron con fines de extradiccion.
Lo acusaban de agitar una bandera roja con una hoz y un martillo y de pintar paredes con consignas de libertad.
Eso en Perú son 20 años de prisión sin condicional.

Los cros y cras de la Base Argentina del MOVADEF y el propio Rolando nos confiaron la alta responsabilidad de defenderlo en el juicio de Extradiccion.
La Extradicción es un proceso muy difícil de defender técnicamente porque no puede discutirse los hechos en el país requirente.
La defensa del extraditado está en inferioridad siempre.
Es como entrar al segundo tiempo del partido de fútbol perdiendo 3 a 0 y encima nos echaron al arquero.

La Gremial de esos años de Gobierno kirchnerista no tenía la representatividad ni el acompañamiento de esta Gremial de ahora.
Habíamos defendido (antes de ser Gremial) al Vasco Losu Lariz Iriondo, acusado de pertenecer a ETA y reclamado por el Juez español Baltazar Garzón, un cómplice de torturas venerado en Argentina por los organismos de DDHH.
También defendimos al italiano Leonardo Bertulazzi acusado de ser Brigadas Rojas.
Ambos casos los ganamos y evitamos la Extradiccion.
También habíamos actuado exitosamente evitando la extradiccion de la peruana Luz Padilla Vaca del MRTA.
Y apenas formada la Gremial también evitamos en Córdoba la extracción de otro peruano Liñan Vásquez
Sufrimos una derrota que aún hoy nos estruja el alma como la causa de los Seis patriotas paraguayos que el gobierno kirchneristas envió al Estado genocidas y hoy cumplen 35 años de prisión.

En el caso de Rolando ya existía la Gremial de Abogados y Abogadas algo incipiente aun.
Teníamos a favor que habíamos aprendido mucho de extradicciones.
Y además la incorporación de colegas que hoy son verdaderos expertos como lo vienen demostrando con el caso de Paraguay.
En contra teníamos al Fiscal federal, al Estado peruano que se presentó con un carísimo Estudio como querellante y al propio "Procurador Antiterrorista" peruano que vino especialmente al juicio anunciando a todos los medios que se lo "llevaría de ahí mismo a Perú".
Ése era el odio que le tenía el Estado peruano a Rolando.
No le perdonaban ser testimonio vivo de las atrocidades.

La Gremial, en un juicio muy peleado, logró que no lo extraditaran.
Pero la pura verdad es que el juicio lo ganó el propio Rolando con su postura de dignidad y de orgullo revolucionario frente a jueces y fiscales.

Rolando fue puesto en libertad, el juicio apelado y la Corte revocó el fallo.
Pero la Gremial jamás entrega un defendido, jamás aconsejamos entregarse.
Rolando quedó prófugo por años.

Estando en libertad sufrió un grave accidente laboral en el que prácticamente perdió una pierna.
Pero siguió activando y militando, aún en la clandestinidad.

Hace unos meses fue detenido en un control de rutina por Covid en Córdoba. Allí fueron a asistirlo el y la colega de la Gremial de esa provincia.
Fue nuevamente puesto a disposición para el traslado a Perú.
Su salud física y mental estaba muy deteriorada, ya era difícil su recuperación.
Las cras y cros de la Gremial batallaron para el refugio político.
Reclamamos al Gobierno Nacional tanto el refugio de Rolando como al mismo tiempo el de parte la familia paraguaya de Carmen Villalba que habíamos traído a BsAs.
Logramos que el Gobierno concediera el refugio en ambos casos.
Fue una de las victorias más importantes de la Gremial.

Por eso siempre decimos que sabemos de lo que hablamos.
Y que siempre nuestro trabajo y los resultados estarán por delante de los análisis y las elucubraciones teóricas.

Rolando quedó nuevamente en libertad el último 30 de diciembre pero con su salud definitivamente quebrantada.

Hoy 21 de mayo nos dejó.
Se fue un ser maravilloso al que la Gremial siempre le agradecerá la confianza, el respeto y el agradecimiento que nos dispensó.
En tiempos en que esas características suelen escasear. Bien lo sabemos.

Gracias Rolando Echarri Pareja por habernos permitido conocerte.
Nuestro abrazo inmenso a su familia y a sus compañeros en Perú y en Argentina.
Con defendidos como vos, la Gremial se ensancha.

Enlace relacionado:

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )