CHILE: CONSIDERACIONES DE LOS ALCANCES DEL INDULTO GENERAL

CHILE: CONSIDERACIONES DE LOS ALCANCES DEL INDULTO GENERAL
Compartir con redes sociales
LA MISERIA DEL INSUMO
Consideraciones de los alcances concretitos del Indulto General.
 
Envestida de una engañosa y capciosa preocupación y en evidente correlato con el avance del proyecto de indulto general, progresa en sus profundidades, mas no en su extensión, esas voces que les inquieta e irrita que la libertad se concrete a la brevedad. Ya sea por propósitos políticos y/o preocupación inminente que su ser en sí mismo pierda impronta y que los obligue a volver a su deambular de buscarle el cuesco a la brea, insisten en pretender de poner trabas al indulto y buscar el enredo para no perecer en sus propósitos finales. Si pues, que la Prisión Política de la Revuelta se termine no solamente sería de alegría para las grandes mayorías populares sino que también le quita el piso a las pretensiones de usarla para fines que por esencia carecen de apuesta, capacidad creadora y de ambición transformadora.
 
Hoy, en el trajín intenso de las búsquedas de realización victoriosa de la Batalla por la Libertad en la cual estamos enrumbados, hacemos un pequeño paréntesis de entrarle a este debate reiterado y que ha tenido diferentes momentos en el planteamiento de sus argumentos. La razón de tomarnos este tiempo, responde fundamentalmente porque aquella tautología de la verborrea, carente de autocrítica, amparada en una lógica simplona, posmoderna, trasnochada de las Lanzas y divulgada en formato publicitario y de tik tok adulto (porque entre sus pares juveniles ese tik tok no calienta), si genera uno de sus propósitos nefastos: la manipulación de la Esperanza por la libertad y el enredo mal intencionado. Nuestra molestia es creciente con estas tendencias, no por sus vagos argumentos a los cuales estamos curtidos por lo proveniente del poder sino porque pretende incidir hacia sus propósitos sobre las expectativas legítimas de familiares, lo que ni siquiera el mismo poder se atrevido hacer.
 
Insumos le dicen a su nueva ofensiva pequeña, insumos que no proponen nada, que son mera constatación a destiempo y desde una otroriedad crítica al puro estilo posmoderno. Por otro lado, algo distinto pero con el mismo propósito de dilatar la resolución a más no poder de la prisión política de la revuelta, se quiere abrir paso forzado una amnistía general, la cual a 20 meses de revuelta y de décadas de lucha del Pueblo Mapuche (en su nueva ofensiva histórica), no ha pasado de la mera mención y la venta de humo.
 
Nuestra reflexión se centrará principalmente en la lógica que se utiliza para desplegar estas ofensivas, que repetimos, no buscan ser un aporte sino que tratan de trabar, aunque se digan no tener problema y conflictividad con la aprobación del Indulto, seis meses de sus prácticas desmoronan inmediatamente esas falsas propuestas de “aporte”.
 
1.- Del mito a la lectura:
Seis meses demoraron en hacer lectura de un documento escaso en hojas (Proyecto de ley de Indulto general) y repleto de lugares comunes y los que no, posibles de descifrar con profesionales juradores en la Suprema, que abundan en sus espacios, no así en el nuestro. Siempre vamos a saludar el que se lea, además que permite que sus argumentos hayan ido pasando de una irrisoria mitificación a un plano de mayor concreción. Que el indulto no era para imputados decían hace unos meses, que los “molotovs” no entraban y que era egoísta porque dejaba a los anteriores afuera, negando en absoluto que la libertad de un prisionero político es de regocijo popular. La mentira no fue sostenible, la manipulación de la información no informada no cundió, tuvieron que leer, que a la vez de reiterar la valoración a ello, recomendamos profundizarla ya que nada se dice sobre la interpretación errada y descontextualizada que tiene la iniciativa legal respecto a la ley 12.297, señal inequívoca e icónica de Prisión Política. Ley que no tan solo se invoca en las formalizaciones de la Revuelta como dice el abogado Cortés sino que también se condena por ella, Lautaro es un ejemplo de aquello, militantes de esa organización fueron condenados por esa ley.
 
2.- Una lógica carente de apropiación histórica:
Esta lógica carece de una apropiación de la historia, si bien menciona hechos, adolece de entender los acontecimientos como procesos haciéndose, su concepción binaria e iconoclasta les impide no tan solo saltarse el entramado sino que también provoca que sus conclusiones sean en extrema y preocupante generalidad, lo que sin duda crea propuestas como meras constataciones desprovistas del todo, de sentidos de apuestas transformadoras. El vacío que se genera al no dar cuenta de los procesos llevan ineludiblemente a que el cuerpo de afirmaciones pierda fuerza y sentido de ambición, un debate antiguo, de siglos y que quedó muy bien zanjado ya con la tesis 11 de Feuerbach, que luego tuvo un capítulo menor en su significancia e inscritas en otras dimensiones en el conato - cuyo parafraseo da por título a este presente documento- entre el barbón alemán con el barbón francés de mitad del siglo XIX, el cual no profundizaremos ya que no es menester y porque la historia ya ha dejado bien claro su resultante.
 
A. Se hace mención recurrente a la prisión política de inicios de la democracia pero se hace omisión absoluta del decante victorioso que tuvo aquella experiencia, sobre todo porque evitan al máximo de referirse al protagonista de aquel triunfo popular. Si, en los noventa hubo prisión política, la libertad fue arrebatada y ganada por la subversión – principalmente lautarina – a través de una solución política de Indulto. La demencia democrática procuraba establecer las penas del infierno, de castigar y extinguir la insolencia, búsquedas que fueron totalmente doblegadas por la dignidad de la subversión revolucionaria de Lautaro. Es importante fijar la atención en esta parte de la historia, sobre todo en su sentido de precedente, que si bien mantiene distancias históricas con la presente batalla, si hay un conjunto de hechos que son significativos de rescatar, por ejemplo:
 
* Cuando se tomó la decisión de jugársela con todo por la solución política (98’), se veía como un imposible a lograr. Varios sectores miraron en menos esa posibilidad hasta que se materializó. Estamos hablando de procesos judiciales viciados por completo que proponían penas altísimas y de perpetuidad por ley antiterrorista. No obstante, la convicción de lucha siempre presente y jamás doblegada por los barrotes se fue haciendo camino al andar, logrando tamaño triunfo histórico.
 
** La solución política de esos tiempos se dio en dos tandas, diferenciadas entre sí por un año. La primera generó el precedente político necesario y al año, sin jamás dejar de batallar, se logró el cierre por completo de la Prisión Política de principios de los noventa. La madurez ética, jamás hizo prevalecer lo pequeño de que si sale uno deben salir todos ni menos se arguyó a la estolidez de que un indulto se comprenda como el “…transar la libertad de unos cuantos a cambio de legitimar el castigo hacia quienes se levantaron contra la desidia y el poder” en la cual se refugia el argumento pequeño y de supremacía moral auto referenciado de lo binario que ningunea carajamente a los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta. Igual que hoy, había apuesta, decisión y claridad del sentido y alcance de una solución política, no fue para nada mecánico, batallar contra el poder jamás debe suponer garantías de nada, el aseguramiento de los procesos siempre los da la obstinación de la lucha.
 
B. Los insumos y la amnistía desconocen por completo un elemento que es neurálgico, que al ser ajeno en su protagonismo a estas tendencias, no les queda otra que desconocerlo, haciéndoles perder el decoro, traspasando la frontera de ciertos códigos que jamás se deben traspasar. Resulta que el Indulto general no es un conejo sacado de sombrero de mago por parte de la clase política sino que es un correlato de procesos y de entramados (tres conceptos claves que serán reiterativos en su alusión en este documento) producto de una lucha de más de un año, que por nuestra parte partió rauda en la instalación en lo popular desde el primer momento. Nos lanzamos a la impronta de la movilización cuando algunos de estas mismas tendencias aún estaban constatando, contando, armando la estructura burócrata. Nos costó un mundo sacar adelante la marcha de marzo del 2020 por la inercia de esa supremacía combatiente léxica pero escuálida de prácticas masivas que evitaba al máximo la calle. Luego un poco más fácil resultó ser, por la mayor amplitud de voluntades concurrentes, la instalación del 5 de octubre y el 10 de diciembre de ese mismo año, todos hechos nacionales, de instalación insolente de la posición y que en su ambición de dibujos de escenarios siempre han estado ausentes estas tendencias binarias, desconocemos de alguna apuesta de esa magnitud para sostener y darle cuerpo, aroma, sazón a las constataciones recurrentes en ellos(a).
 
Sintetizamos en tres hechos de significancia el quehacer de un año, a lo cual habría ineludiblemente que sumarle todo el trabajo de entramado y de apuesta cotidiana, de persistir siempre en la presión aunque los escenarios fuesen del todo adversos, que jamás paró en su hacerse ni en cuarentena, siempre se buscó la forma de generar presión. Ese conjunto de “procesos” de voluntades inquebrantables ubicadas en las Agrupaciones de Familiares, tuvo como “correlato” capaz de ir generando un escenario donde la clase política y la democracia fue dándose cuenta que la prisión política de la revuelta es también un problema para ellos, para sus apuestas y necesidad imperativa de salir del jaque en la cual la ha dejado el Pueblo de Chile desde octubre del 2019 hasta la fecha.
 
Dicho de otro modo, el proyecto de indulto es producto de la movilización cotidiana del pueblo de Chile y de las agrupaciones familiares. En su elaboración, independientemente de lo que se pudo haber dicho posteriormente, participó la totalidad de Agrupaciones de Familiares que contaban con familiares prisioneros(a), por lo tanto su validez ética y de exigencia no se lo otorga la clase política sino que las agrupaciones, un pequeño matiz en la reflexión que marca una abismal distancia con la constatación y su pretensión de insumar.
 
C. En mayo último realizamos una protesta popular exigiendo la aprobación del indulto general, a su momento reconocimos que no tuvo el alcance esperado pero que sí fue capaz de instalar su propósito central: cualificar y posesionar el indulto general. Eso permitió generar los cimientos de nuestra nueva apuesta para el instante actual de la Batalla por la libertad: “Ritmo, color y sabor”, la cual estamos desplegando en el aquí y ahora. Lo mencionamos porque creemos necesario tenerlo presente para entender el entramado, que sabemos es difícil de comprender desde una otroriedad complaciente. En síntesis, este salto cualitativo nos permite pasar de la generalidad de la consigna a la materialización de la libertad, aconchando el tramo recorrido y que cuyos principales productos son dos: la instalación del indulto general en el escenario nacional y el carácter de solución política de la exigencia de la libertad (elemento clave al cual volveremos más adelante). Esos dos productos concretitos y palpables en el ahorita, son a partir de un correlato de procesos aún en curso, que con mirada retro perspectiva, nos hablan que hace siete meses no teníamos ninguno de los dos, es decir, en todos estos meses se ha avanzado una enormidad.
 
D. No hay solución política sin establecer una conversación con la clase política, la amnistía que deambula como as bajo la manga también requiere tramitación. No hay que confundir salida política con otras alternativas para lograr la libertad, todas válidas por cierto pero que si no se distingue en sus configuraciones se tiende a caer en una majamama sin sentido, como les ha pasado. Estamos hablando de aprobación de leyes, las cuales votan los políticos no otros(a), que se votan en el parlamento y no en la convención constituyente. Las iniciativas deben ser ingresadas por parlamentarios, deben ser tramitadas por ellos y deben ser votadas también por ellos, una realidad que en la mayoría de las veces el pulcrísimo moral auto asignado obvia por completo.
 
3.- La miseria del insumo y de la amnistía meramente mentada:
Es penoso ver que las supuestas alternativas se levanten a partir de denostar la apuesta en la cual está la casi totalidad de Agrupaciones de Familiares, eso no se llama crítica sino que es la acción mal intencionada de pretender echar abajo la única posibilidad cierta en el presente, para la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta. A partir de este criterio general que fundamenta nuestra posición, podemos decir lo siguiente:
 
A. El mentar una amnistía general para el conjunto de prisiones políticas existentes en el país (referido a la diferencia de contextos), sin generar procesos concretos para ello (propuesta de ley ingresada en el parlamento) y de ubicarla en un plano de resolución democrática que por jurisprudencia no tiene asidero (Convención), es lisa y llanamente una venta de humo que lo único que busca es respaldo para un proceso, por cierto del todo trunco, que se irá desmoronando con el pasar del tiempo. La democracia, su institucionalidad completa, no cuenta con el respaldo de la coherencia ética de la insolencia popular, aquello pasará la cuenta tarde o temprano. Aquella propuesta, en sus propósitos, es igual a la que quieren instalar ciertos sectores de la clase política, ubicando el decante del Indulto en el resultado de noviembre.
 
B. El constatar e instalar supuestos insumos de crítica, siendo totalmente ajenos a la apuesta del indulto general y no proponiendo involucramiento alguno, es una acción de toda mezquina. Si no apuesta no se meta y siga adelante con lo suyo, en donde le deseamos la mejor de las suertes, será la historia la que entregará su veredicto. No hay nada más penoso que no apostar a nada, no jugársela por la concreción, así se puede estar fácilmente hasta el cumplimiento de las condenas. Claro está que con la complacencia, aquello no genera cuestionamiento alguno a sus propias prácticas.
 
C. En el escenario actual, pretender resolver la prisión chilena y mapuche de un solo paraguazo a través de una solución política es un mero saludo a la bandera. Los mapuche, los que han dado sendos combates en el último tiempo, no se les ha ocurrido condicionar su libertad a que salgan los de la Revuelta, no porque no quieran sino porque son procesos, entramados y correlatos que aún no encuentran un punto en común, no decantan hacia ello. Reglón seguido, el indulto no es excluyente para luchar para la libertad del resto de prisioneros(a) políticos(a), todo lo contrario, la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta genera un precedente significativo al cual arrimarse. En sus planteamientos hay una contradicción evidente y del cual no se han hecho cargo, ensalzan el sin condiciones como una supuesta contrariedad a algo (totalmente ambiguo) pero en su praxis “condicionan” la libertad de los (a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta a que salgan los demás, a sabiendas que es casi imposible en la actualidad, es decir, se meten al bolsillo la libertad de cientos, rompiendo con códigos caneros de la Prisión Política que se han ido construyendo hace décadas.
 
D. Una solución política no significa negociar ni menos pactar absolutamente nada con la clase política, ni a ellos(a) se le ha ocurrido plantear una negociación porque, aunque suene sorprendente y a diferencia de los insumos y la venta de humo, sectores de la clase política dimensionan que la democracia tiene un problema el cual deben resolver. No se trata que se hayan vuelto de la nada “buenitos”, los “procesos” llevados adelante han provocado que dimensionen que más temprano que tarde hay que resolver la Prisión Política de la Revuelta, no porque le tengan buena a los presos sino porque lo necesitan con urgencia. La Batalla por la libertad, le ha instalado el problema dentro de sus fronteras.
 
4.- El Indulto:
El proyecto de indulto general es una solución de carácter político, es necesario comprenderlo desde ahí para no caer en la constatación errónea. Si se buscan explicaciones exclusivamente desde lo jurídico y en los artículos del proyecto, se caerá mil veces en el error lógico y carente de apropiación de procesos, en el cual cae el planteo de los insumos. A saber:
 
A. Al establecer el carácter político, su solución no puede dejar cabos sueltos, si bien se pueden dar en diferentes tramos pero el poder sabe de sobra y es eso lo que les preocupa (porque saben que la libertad se transformará en una gran victoria popular), que para resolver la Prisión Política de la Revuelta no pueden quedar prisioneros(a), es de Perogrullo pero no malo reiterarlo las veces que sea necesario, por la sencilla razón que no se resolvería el tema quedaría latente, para eso mejor no solucionan nada y se maman la presión popular que los acosa.
 
B. Como la Batalla por la Libertad en un proceso haciéndose, no consumado y que responde a entramados en correlato a sus momentos y especificaciones, no se pueden entender como cero o uno, como blanco o negro, sino como algo haciéndose. Esto en referencia a que el articulado obviamente debe ser adecuado en razón a su dimensión real de prisión política de la Revuelta, eso se supo rápidamente y hemos sido reiterativos en presionar para ello, no solo se ha quedado en constatar. Entonces, los insumos son a destiempo, descontextualizados y que no insuman nada nuevo, ósea no cumplen con su supuesta función propuesta, todo este debate sobre los artículos del proyecto ha sido de forma pública. Si ustedes leen un documento seis meses después de salir a la luz pública, por lo menos tengan el recato de no obviar lo que se ha hecho al respecto.
 
C. Nos sorprende aquella afirmación que sostiene que el indulto es una trampa y que no saca ni siquiera a la mitad de los (a) Prisioneros(a) Políticos de la Revuelta, totalmente atrofiada y lejana a la realidad, pareciera que estuvieran contando con los datos de Fiscalía y la Suprema. La Prisión Política es un problema nacional, que incluye a varios(a) en Prisión preventiva y prisión efectiva por condenas, como también a los que están con otra cautelar distinta a la prisión preventiva y a los(a) condenados(a) en medio libre. El proyecto de ley, no apunta a cambiar la cautelar de Prisión Preventiva de Stgo 1, es muchísimo más que eso, es un asunto de libertad absoluta.
 
D. Sobre la latencia, precisar algunas cosas que carece esa intención de “insumar” y que sólo se pueden entender desde una óptica de procesos:
 
* Efectivamente, después del ingreso del proyecto de ley en el Senado, siguieron cayendo compañeros(a) en prisión pero que por obviedad no se sabía cuántos iban a caer, como y que leyes se iban a invocar en sus causas procesales. Este tipo de proyecto de ley tiene que tener un cierre, no se puede dejar abierta por razones obvias, la democracia no entregará jamás un cheque en blanco para el hacerse de la insolencia popular, por lo tanto la mejor solución al respecto es que sea hasta su promulgación como ley. Es casi seguro que seguirán cayendo compañeros(a) que no podrán salir con este indulto luego de su aprobación pero si esta posible ley, en su significancia de precedente, puede quizás impedir que la prisión política sea masiva, vemos que la democracia evitara caer de nuevo en aquello.
 
** Como decíamos más arriba, el proyecto de ley se redactó con los insumos (pero reales) de los familiares, de sus agrupaciones. Los delitos contemplados en un primer momento fueron los que las agrupaciones pusieron en la mesa, inclusive el homicidio frustrado que fue peleado, la clase política planteó que éste tendría un impacto de trabar la tramitación en un sentido negativo. Igual se logró que se incluyera, si había un compa por ese delito, lo ameritaba. Los otros delitos que no están en la actualidad contemplado en la iniciativa legal, no estaban a disposición de su conocimiento al momento de la redacción, esa es la verdad de la milanesa. Esa responsabilidad que está en vía de subsanarse, responde directamente a los involucrados, entre otros(a) en los(a) que se han dedicado a contar a presos desde un primer momento. No hay trampa alguna, hasta al momento no hay una intención de dejar a nadie afuera y si algún delito queda fuera por ABC motivo, se debe garantizar en el acto otra solución. Ahora bien, es posible también es que quede gente presa, hay que luchar para que eso no ocurra pero las grandes mayorías van a salir libre si se aprueba este proyecto.
 
E. Chile es un Estado, una república, que independientemente nos guste o no, funciona como tal. Los Estados y las democracias necesitan establecer ciertos ámbitos burocráticos para sus propias prácticas. El que el indulto pase por tribunales para su ejecución es un mero acto administrativo necesario para ellos(a) pero que para nada debiese afectar la decisión política, porque una solución política de estas magnitudes no se puede dar el gusto de la interpretación negativa, no se cumpliría con el carácter político, lo que reiteramos, es uno de los principales logros hasta el momento. Es muy rebuscado ese planteamiento, mejor deberían proponer hacer cosas para asegurar que eso que plantean no se dé.
 
F. Esa misma disposición democrática y administrativa planteada en el punto anterior, asegura que la libertad no sea de carácter obligatorio. Quien no quiera ser afecto al indulto (su legítimo derecho) puede no hacerlo, en el proceso del 2004 hubo un solo caso que se negó al indulto y quedó en prisión esperando la salida con beneficios carcelarios al cual accedió, claro está que sobre él no pesaba una condena de perpetua terrorista, sabía de antemano que iba a salir bajo otros mecanismos legales. Lo generado en el 2004 y sobre todo en el 2005 hace que hoy los compañeros estén en las calles, cuando legalmente nunca debieron haber salido de la cana, ese era el propósito inicial de la democracia.
 
Volviendo al compa que no salió con el indulto, mencionar que su opción, totalmente legítima, jamás pretendió generar una práctica obsesiva contra el indulto, la hizo como optó y en respeto a los demás. Quien no quiera salir en libertad por medio de un indulto, el mismo proyecto lo contempla.
 
5.- Para terminar:
Esta misiva procura establecer un mínimo de respeto en los quehaceres, cada cual en lo suyo y realizando sus apuestas, llevándolas adelante con todo. Rechazamos absolutamente que para levantar sus propias opciones se haga a través de aportillar otras absolutamente válidas, háganla, juéguensela y que les vaya bien.
 
Con los adeptos de las tendencias del barbón francés hemos compartido calle en infinidades de veces, las diferencias siempre han estado claras pero en su encuentro en lo popular siempre ha primado el respeto, jamás se nos ocurriría traspasar ese límite del intercambio de opiniones, jamás hemos realizado acción alguna y jamás lo haremos contra apuestas y lógicas populares. Con la versión popular del barbón francés nos seguimos topando y nuestra valoración hacia ellos(a) siempre ha sido de respeto y nos seguiremos topando desde nuestras diferencias.
 
El derivado pequebeque del francés lo miramos con lejanía y en escaza veces nos lo hemos topado, no compartimos en nada su esencia, su lógica y denostación recurrente al Pueblo. Sabemos que nos tienen una tirria histórica, a nosotros(a) ni siquiera nos da para tenerle ni buena ni mala, simplemente somos de Universos y cotidianos distintos, nos embriagamos en cantinas distintas. Si bien sabemos que en los “insumos” cohabitan otras tendencias, nos focalizamos en ustedes porque reconocemos su rol gravitante en esos espacios.
 
Con los que provienen de la tendencia de aquel asesinado bestial e injustificadamente en México, nuestras lejanías históricas son mayores y en muy contadas veces nos hemos topado. Los alentamos a que sigan en su apuesta de Amnistía pero que se hagan espacio al andar por las propias virtudes de su apuesta y no aportillando a otras.
 
Nosotros(a) seguiremos en la apuesta del indulto y manteniendo distancia en los temas que no nos incumben, si cada uno(a) se dedica hacer lo propio, les aseguramos que el panorama será totalmente distinto.
 
Salud!
Guacoldas
19 de junio de 2021
 
PD. Lo enrojecido es de IPNEWS
 

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )