CHILE: EL OPORTUNISTA GABRIEL BORIC

CONTRA EL OPORTUNISMO: ¡A LUCHAR!

CHILE: EL OPORTUNISTA GABRIEL BORIC
Compartir con redes sociales

El oportunismo se puede definir de varias formas pero lo que es más interesante es cómo se define a un oportunista. Quizás una de las definiciones es la capacidad que este sujeto tiene de ir cambiando su percepción de las cosas en la misma medida que va cambiando su poder político, su ascenso en la pirámide del poder y su posibilidad de aumentar su visibilidad pública que de seguro irá también en aumento sus redes de poder, de influencia y por qué no de su riqueza. Esto pareciera que ocurre con el diputado Gabriel Boric que tiene una opinión diferente para cada ocasión y para cada etapa de su carrera política. Claro está que en su defensa dirá que esos virajes son parte de la "maduración política" y Víctor Jara dirá que no es más que "ni chicha ni limoná". 

Pero lo grave del cambio de opinión es cuando también se vulnera principios básicos que están unido a los derechos humanos. 

En relación a la condición de Mauricio Hernández Norambuena, Comandante Ramiro -FPMR condenado a largas condenas en la Cárcel de Alta Seguridad y en aislamiento permanante (= tortura), Boric señala que éste no tendría la calificación de prisionero político esto porque:

“no corresponde el estatus de preso político” a Hernández Norambuena, asegurando que se trata de “una persona que está detenida por secuestros en Brasil, por asociación ilícita y cuestiones de esas características por secuestro y asesinato”.

Más allá de las acciones mencionadas por Boric para no otorgar la calificación de preso político a Ramiro, lo cierto es que el mismo derecho internacional señala que cuando un delito que se supone común, como puede ser un asalto bancario, está conexo con un objetivo político, entonces, ese es una acto político y el detenido, en caso de serlo, es un preso político porque su acción tuvo un fin político. Pero para Boric esto no existe y prefiere tratar a Ramiro como un preso común, en otras palabras, como un delincuente. 

Gabriel Boric no reconoce a Mauricio Hernández como prisionero político

https://www.cnnchile.com/pais/gabriel-boric-hernandez-norabuena-no-corresponde-estatus-preso-politico_20210321/

Pero estas volteretas se deben también a la necesidad de Boric, en su calidad de pre-candidato presidencial del Frente Amplio y en su ambición de ser el representante del progresismo, de acercarse a la derecha y centro derecha, y alcanzar la primera magistratura. Si tiene que traiconar lo que impulsó cuando era dirigente estudiantil, entonces, adelante el oportunismo puede más. 

El siguiente hecho es ilustrativo, también sobre el "asesinato" de Jaime Guzmán reivindicado por Ramiro. 

Boric luce una polera con jaime Guzmán 

https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2018/12/31/jose-antonio-kast-arremete-contra-boric-por-lucir-polera-de-jaime-guzman-con-balazos-en-la-cabeza.shtml

Pero si Ramiro no tiene la calificación de preso político, como dijimos anteriormente, es preso común. ¿Cómo entonces Boric gastó esfuerzos en solicitar la libertad de un preso común en el 2016 o era que en ese entonces si lo consideraba un preso político?

Gabriel Boric y Tomás Moulian piden libertad de Ramiro

https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/02/26/gabriel-boric-y-tomas-moulian-solicitan-a-presidenta-rousseff-que-adopte-medidas-humanitarias-para-la-pronta-libertad-de-mauricio-hernandez-norambuena/

Luego en 2018 Boric realiza un homenaje no sólo al Frente Patriótico Manuel Rodríguez, FPMR, sino a Ramiro también. 

Homenaje de Boric al FPMR y a Ramiro

https://www.cnnchile.com/pais/el-dia-que-boric-presento-sus-respeto-al-comandante-ramiro-y-se-comprometio-a-defender-el-legado-del-fpmr_20181113/

¿Qué hacer?

La respuesta es simple aun cuando compleja. 

La libertad de los combatientes revolucionarios, de los luchadores sociales no se puede confiar en los oportunistas de siempre y que son al final portadores de los mensajes e ideología de la clase dominante. Estos combatientes y luchadores deben confiar la libertad de ellos mismos a la misma clase a la cual juraron liberar y emancipar y de la cual forman parte. 

Así como los trabajadores deben confiar solamente en los trabajadores mismos, los combatientes sólo deben confiar en su propia clase: el proletariado. Clase que solamente ella los podrá liberar. 

 

 

 

 

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )