CHILE: LOS TRABAJADORES Y PUEBLOS SEGUIRÁN PAGANDO LA CRISIS CAPITALISTA

(DESPUÉS DE LAS ELECCIONES, LA LUCHA DE CLASES CONTINUARÁ ¡GANEMOSLA!)

CHILE: LOS TRABAJADORES Y PUEBLOS SEGUIRÁN PAGANDO LA CRISIS CAPITALISTA
Compartir con redes sociales

Si tomamos en cuenta la sumatoria de todos los apoyos provenientes del progresismo a la candidatura presidencial de Gabriel Boric, éste tiene todas las posibilidades de ganar en la segunda voltereta presidencial. Sin embargo, si tomamos en cuenta el hastía hacia la clase política, los altos niveles de abstención electoral, y el nuevo comportamiento político-electoral de quienes votan, entonces, es un escenario incierto y abierto.

Pero supongamos que Boric es quien gana.

El discurso “radical” de Boric ha dado paso a la moderación extrema de los planteamientos del Frente Amplio y a la moderación de la crítica hacia los 30 años de neoliberalismo sobre el cual se construyó el Frente Amplio. También se dio paso a la valoración del Frente Amplio hacia los líderes históricos y emblemáticos de la Concertación como por ejemplo el ex presidente Ricardo Lagos. Ya no es el demonio en persona sino un “estadista” digno.

Pero también, Boric y el Frente Amplio han asumido la lógica esencial de la Concertación también en cuanto a las demandas de los trabajadores y cómo se deben enfrentar las sucesivas crisis del capitalismo.

Si bajo el gobierno de Aylwin (1990-1994), la política de Aylwin hacia los trabajadores y hacia el movimiento sindical fue que estos bajaran sus demandas, hipotecaran su futuro, para que no realizasen presión, fue justificado con aquello que “hay que cuidar la democracia naciente”, claro según Aylwin estábamos recién saliendo de la dictadura y cualquier presión podía hacer volver a los militares al poder (golpe de estado). Todo se debía aplazar salvo las ganancias de los capitalistas.

Si en el período de gobierno de Frei (1994-2000) tuvo lugar la “crisis asiática”, esta sirvió nuevamente para frenar e hipotecar las demandas de los trabajadores y fortalecer las mesas tripartitas donde la burocracia sindical fue única y exclusivamente un elemento decorativo y hasta folclórico. También sirvió para abrir la economía chilena, insertar Chile en la globalización y avanzar con todos los tratados de libre comercio.

Si el gobierno de Ricardo Lagos (2000-2006) tuvo como excusa que este era el primer gobierno “socialista” después de Salvador Allende, entonces, había que cuidarlo para demostrar que la “izquierda” era capaz de gobernar, de dar gobernabilidad y por ende las demandas y las presiones de los movimientos sociales se debían moderar y bajar, nuevamente. Esto, junto al impulso del diálogo entre empresarios y trabajadores, donde los primeros siempre ganaron, sirvió también para continuar con la ola privatizadora iniciada por Frei.

Si el primer gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010) enfrentó una nueva crisis económica mundial (2008) y el hecho que era la primera mujer en llegar a la presidencia, entonces, ambos hechos fueron la base para chantajear nuevamente a los trabajadores, y ahora al movimiento social emergente, de moderar sus demandas y cuidar la democracia ante la crisis mundial. Este contexto fue lo que fundamentó la criminalización de los movimientos sociales como la represión brutal de las manifestaciones.

Si el primer gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014) enfrentó al terremoto la destrucción que éste provocó en algunas regiones sirvió como justificación para levantar el discurso de la “reconstrucción nacional” y de la “unidad nacional” donde llamaba a la unidad de todos ante la emergencia que vivía “todo Chile”. Sin duda, y más aun en su condición de empresario y uno de los más ricos de Chile, las demandas de los trabajadores no estaban en su agenda ni menos mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. Enfrentó las movilizaciones del 2011 que estuvo cerca también de tumbarlo si es que no hubiese sido, también, por la política del Partido Comunista y de las fuerzas estudiantiles que posteriormente formaron el Frente Amplio, de dejar las movilizaciones y convocatoria a un amplio espectro del pueblo para situarse al interior del parlamento y negociar con la clase política altamente rechazada. Las demandas fueron enterradas.

Si el segundo gobierno de Bachelet (2014-2018), la economía creció un promedio de 1.5%, si su gobierno estuvo cruzado por el caso de corrupción que involucró a su hijo y nuera, lo cual fue visto como una forma de “asesinato de imagen” y como un intento de desestabilizar su gobierno, fue la excusa nuevamente de frenar las demandas de los trabajadores, avanzar en la criminalización y militarización de los territorios. Esto llevó a Bachelet, debido a la crisis económica y bajo crecimiento, de estrenar la consigna de “Realismo sin renuncia” la cual volvería, la consigna, en gloria y majestad años después.

Si el segundo gobierno de Piñera (2018-2022), las demandas de los trabajadores y de los pueblos no es que se hubiesen postergado con excusas variadas como en el caso de los gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet (I y II) sino que simplemente ha sido, al igual que su primer gobierno, un gobierno empresarial, de ultraderecha, represivo donde las demandas no estuvieron siquiera presentes. Sin embargo, las demandas tomaron su forma de estallido social donde la respuesta fue el terrorismo de Estado. Fue la Concertación y el Frente Amplio junto con la derecha fascista los que lo salvaron de caer.

¿Y si Gabriel Boric gana?  

Ya hay varios hechos que han ocurrido durante la segunda voltereta presidencial que deben prender la luz roja, de alerta en relación a los intereses de los trabajadores y de los pueblos. ¿Cuáles son estos hechos?

Con el gremio empresarial

30 de noviembre, Boric “con el presidente de la CPC tenemos intereses en común”

https://www.eldinamo.cl/politica/2021/11/30/boric-valora-reunion-con-presidente-de-la-cpc-tenemos-intereses-en-comun/

30 de noviembre, Boric “cuando se derrumban las caricaturas sale lo mejor de los chilenos”

https://www.elmostrador.cl/elecciones-2021/2021/11/30/boric-tras-reunirse-con-la-cpc-cuando-se-derrumban-las-caricaturas-sale-lo-mejor-de-los-chilenos-y-chilenas/

Ni siquiera ha ganado la elección y ni siquiera ha asumido la presidencia y ya está cediendo ante los buitres. Los intereses en común que señala Boric son los intereses de clase que tienen en común en la defensa del capitalismo a los cuales llaman “equilibrios macroeconómicos” donde es necesario la “gobernabilidad”, respetar las reglas del mercado en función de hacerlo más eficiente, impulsar una agenda pro crecimiento, imponer la gradualidad de la reformas, etc donde con todas estas consignas-políticas son las demandas de los trabajadores y de los pueblos las que quedan debajo de la mesa, de la alfombra o en la alcantarilla.

La convergencia con los economistas “progresistas”.

La segunda vuelta requirió renunciar al programa inicial de la alianza del Frente Amplio y el Partido Comunista, (programa que los comunistas no permitirían que se moviera una coma, un milímetro, pero del cual ahora no queda siquiera el título) dio paso a un nuevo gobierno donde se incorporaron muchos elementos de la candidatura de la ex concertación (Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste), de Marco Enriquez-Ominami (Partido Progresista), del derechista Franco Parisi (Partido de la Gente) pero también dio paso a la creación de un consejo asesor de economistas provenientes de todas las vertientes neoliberales, de los socialistas-liberales (¿¿??) etc. para conformar una nueva propuesta económica de gobierno (Convergencia del Progresismo)

Octubre, El Mostrador. 2021. Daniel Jadue (comunista) y el programa de Boric.

https://www.elmostrador.cl/dia/2021/10/08/daniel-jadue-advierte-a-gabriel-boric-el-dia-que-se-tuerza-un-milimetro-de-su-programa-me-van-a-tener-a-mi-primero-en-la-linea-de-denuncia/

Noviembre, El Mostrador. 2021. Los economistas por Boric.

https://www.elmostrador.cl/dia/2021/12/06/convergencia-del-progresismo-grupo-de-economistas-entrega-su-apoyo-al-candidato-gabriel-boric/

Noviembre, La Tercera. 2021. Boric asume acotar al reforma tributaria

https://www.latercera.com/pulso/noticia/equipo-economico-de-boric-acuerda-acotar-reforma-tributaria-a-5-puntos-del-pib-en-periodo-presidencial/BNDHVP75SZDIFD73XOOGE7VFHQ/?fbclid=IwAR3Lp036F1zJzeCVtVpaX4PcVVA9gfaowT8ao_qGL_K-e10aAhy-a5eXmvY

Noviembre, La Tercera. 2021. Boric, las primeras redifiniciones del nuevo programa

https://www.latercera.com/pulso/noticia/boric-adopta-primeras-redefiniciones-para-viabilizar-las-reformas-y-manejar-el-duro-escenario-economico/RQEUXSMP6ZDBNH7EOWSEXBNB34/?fbclid=IwAR0R4yRkgqVvCsLtfiWi9K0GgiaXxWYBSs-UL2th0OTrwlNUnQmAHgd0WfM

Noviembre, T13. 2021. EXANTE. Boric y el difícil momento económico.

https://www.t13.cl/noticia/elecciones-2021/ex-ante/politica/advertencias-economicas-boric-consejo-asesor-08-12-2021

¿Qué hacer a este respecto? ¿Cuál será el referente que ocupará Boric en estas circunstancias?

Todo indica que la solución para Boric es volver la vista a Bachelet.

Como señalamos más arriba, la consigna de Bachelet ante la crisis fue “Realismo sin renuncia”. Pero, ¿en qué consistió eso de “realismo sin renuncia”?

  1. Radio Cooperativa. Bachelet: realismo sin renuncia (1)

https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politica/agenda-legislativa/realismo-sin-renuncia-la-nueva-consigna-de-bachelet/2015-07-10/103421.html

  1. El Mostrador. Bachelet: realismo sin renuncia (2)

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2015/07/14/renuncia-sin-realismo-la-doctrina-bachelet-para-perder-el-poder/

Con estas renuncias y con carente realismo, nuevamente, Bachelet, al igual que todos los gobiernos recientes, aplicaron el “paquete de medidas” económicas donde son los trabajadores y los pueblos los que ven postergadas sus demandas y toman conciencia que serán nuevamente ellos / ellas mismos quienes pagarán la nueva crisis del capitalismo como ha sido siempre.

Todo indica que el gobierno progresista de Boric, en el caso de ser electo, continuará con los ajustes económicos, con la postergación de las demandas de los trabajadores que impliquen una mejoría sustancial de sus condiciones de vida y donde los poderes económicos, el empresariado serán los que seguirán engordando como vacas.

Si ya a esta altura, faltando una semana y media para las elecciones, el Frente Amplio coayudó para desmantelar el trabajo territorial y sus organizaciones, ahora es el turno por “desmantelar” o intervenir las organizaciones sindicales, domesticarlas para que no le hagan olitas a su eventual gobierno, para que no levanten sus demandas y para que pueda imponer los ajustes económico. La burocracia sindical, progresista y frenteamplista, requerirá, al igual que los anteriores presidentes, un movimiento sindical de decoración para cumplir sus objetivos.

Si el sindicalismo chileno se encuentra ya debilitado y reducido (sólo el 10% del de los trabajadores se encuentra sindicalizados, aproximadamente) por la extrema dependencia e intervención por parte de los partidos y de los gobiernos transformándolo en un apéndice, en burocracia sindical donde la independencia de clase no existe, entonces, este escenario donde el nuevo progresismo tiene las posibilidades de triunfo, donde el sindicalismo clasista tampoco fue capaz de transformarse en una alternativa real (Central Clasista de Trabajadores) entonces el escenario para que las demandas queden sepultados es propicio. 

Este escenario de represión solapada, hasta ahora, debe llevar a redoblar los esfuerzos organizativos, en impulsar la convergencia entre todos los derrotados y excluidos para que en conjunto levantar todas las demandas, todas las banderas y no ceder en nuestra lucha. Si la lucha de clases existe, es un hecho, entonces, hay que prepararse para ganarla.

 

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )