DE HISTORIAS MACABRAS Y “PLANDEMIA” ¿CUÁNTO TIEMPO MÁS?

Compartir con redes sociales

 

DE HISTORIAS MACABRAS Y “PLANDEMIA” ¿CUÁNTO TIEMPO MÁS?

 

Por Wilfredo Mujica

Lima, 10 de febrero 2021.

“De todo lo sucedido, tú y yo somos culpables:

TÚ POR OPRIMIR A MI PUEBLO Y YO POR TRATAR DE

LIBERARLO DE LA TIRANÍA” (Túpac Amaru)

 

En las historias macabras, el verdadero final se sabe después de concluida la obra, cuando se descubre ¿cómo se elaboró? Es lo que pasa en el mundo de hoy y la PAN o PLAN… DEMIA. Entrampados en cómo continuar el manejo económico mundial de “extrema desigualdad” e “inequidad”, que a los propios beneficiarios causa rubor o “avergüenza” -Stigletz- menos de 26 personas en el mundo poseedoras en bienes, la suma de la mitad de la población mundial, (es decir, de tres mil millones, ochocientas ochentaicinco mil personas…) ¡¡es inimaginable inmensa cantidad!!; y resulta absurdo creer que ¡¿honradamente fueron trabajados y adquiridos?!  “Niveles de egoísmo que anula lo colectivo, lo social no existe…”

Se impuso la política neoliberal, reducción de la participación del Estado a su mínima expresión, abandonando responsabilidades básicas que le corresponde como parte del proceso histórico; ningún manejo empresarial estratégico que otrora permitía ingresos por utilidades e impuestos, para cubrir gastos propios… (Chile, modelo neoliberal en América Latina maneja el Cobre, empresa estratégica de su sostenibilidad).

TODO privatizado, salud, educación, vivienda… convertidos en servicios; el agua y la luz, en manos de empresarios. (el agua en la bolsa de valores…) Lo que gratuitamente “cede” la naturaleza, lo privatizan: TODO PRIVATIZADO, y deja de ser de todos para convertirse en propiedad de un puñado… (que “honradamente” lo consiguen con su “esfuerzo y trabajo” a través de leyes, que decretan para beneficiarse. En la historia, los períodos a veces se acortan, y condensan; treinta años han permitido observar a dónde ha conducido tal modelo; que reventó con la pandemia: mayor opresión y sobreexplotación nunca antes vista sobre la Tierra, en el desarrollo de la humanidad…

La política dirige la economía, el “modelo económico neoliberal” ha fracasado; considerado el “non plus ultra” del capitalismo, surgido después de la caída del “Muro de Berlín” (1989 - 1991) que puso fin a “la guerra fría”, cuando se enfrentaban EEUU con Rusia y China, en particular Rusia; el conocido campo socialista de las décadas de los 60s; les permitió plantear el “fin de la historia” (recuérdese: “el motor impulsor de la historia es la lucha de clases” señalado por el marxismo); y “el fin de las ideologías” (ni marxismo, ni ninguna otra doctrina que “divida” la sociedad); la “ideología única”: la de ellos, el capitalismo en imperialismo y globalización que “rebautizan” con el nuevo orden mundial, o “nueva normalidad”.

A un año del inicio de la “Cuarentena” por el “COVID 19”, INCERTIDUMBRE, ZOZOBRA, DESASOSIEGO y MIEDO… (“asedio” -que produce más daño que el Covid” [Dr. Carlos Virto]- y acaso pánico) caracterizan el presente período de la sociedad; situaciones no vividas antes se presentan “de una sola vez”, a galope, sin saber ¿qué hacer? La pandemia COVID 19, ha puesto sobre el tapete la decadencia del sistema económico, origen de los males en el mundo y de destrucción del planeta, nuestro hogar. Para quienes creían en su perpetuidad, el velo cae, y afirma la necesidad de cambiarlo ¡YA!.

Como parte de la crisis generalizada, ha evidenciado la moral de quienes gobiernan, al servicio y orden de los dueños del mundo… (el negociado de la salud, las ayudas económicas inmensas a “los empresarios”, particularmente a la gran burguesía financiera que con la “pandemia”, creada por ellos mismos; les ha permitido, en un año, duplicar las ganancias de una década, mientras los pobres: relegados, sin trabajo y condenados a “cuarentenas”). El pueblo, las mayorías, nada pueden esperar del sistema capitalista en imperialismo y globalización: no les sirve.

Vivimos el derrumbe de un sistema que permitió romper las ataduras de la producción feudal, a niveles nunca vistos; comenzaron con las fábricas y usinas, los ferrocarriles y carreteras, en la primera revolución industrial; lo que vemos en la cuarta revolución, la robotización, parece del imaginario: en un chip milimétrico entra la información de millones de vocablos e imágenes, retando a la naturaleza, millones de átomos en una molécula… Ingente producción cada vez más social y en contraparte, la apropiación individual que entraba el desarrollo de las fuerzas productivas; los sistemas económicos sirven para satisfacer las necesidades de la población. Pero el sistema capitalista en imperialismo, reparte hambre y miseria sobre el planeta …, es caduco; cumplió su papel y debe ser sustituido por el modo de producción socialista.

El sistema capitalista en imperialismo cae podrido, cual torres gemelas en cámara lenta, impotentes para detener la caída, los que la generaron, se desesperan y necesitan culpar a los otros de la inhumanidad fabricada… No es el simple fin del imperialismo etapa superior del capitalismo, en crisis general, agonía e inexorable muerte; son los estertores, la inmensa máquina de guerra que asolaba pueblos e imponía su voluntad a sangre y fuego… NO DA MÁS; sólo les queda meter miedo.

EEUU deja de ser el gendarme, la superpotencia hegemónica única; China se alista y espera para reemplazarla, en la antesala de la III guerra mundial, es el otro polo. El Derecho Penal del Enemigo es un arma que sirve a sus fines, contener la protesta, acusar a quienes disienten del sistema, u opinan distinto; los propios congéneres de su ralea, “tientan distancias”, eluden responsabilidad, entre ellos, se critican; (“Financial Times”, “New York Times”); en EEUU., a los demócratas norteamericanos imperialistas, les dicen “socialistas”, “comunistas” (¿¡!?), para meter miedo…, y el pueblo deje de luchar; y acaso, algunos sumen a su camino reaccionario. Una simple propuesta de política reguladora, para que el Estado asuma su papel social, les asusta: ¡comunismo!, ¡terrorismo!.

En el Perú, una facción de la ultraderecha dice que el ultraderechista Sagasti es “gobierno comunista”,  porque le pidió a Cerpa del MRTA un autógrafo en la toma de la embajada del Japón. A Ollanta Humala  lo califican de “rojo”, dicen que impidió la “justa aplicación” del neoliberalismo. En su caída, intentan ocultar la miasma de su corrupción: mucha más letal que el COVID 19, pues con el robo del erario nacional, se harían obras sociales para combatir esa enfermedad… De ello guardan silencio y distraen… “rojos” …

En estas circunstancias, las contradicciones se agudizan, “si no estás conmigo, estás contra mí” y el “Derecho Penal del Enemigo”, propios del fascismo, revive; no hay matices, blanco o negro; “capitalismo o comunismo”; “nueva normalidad” y “nuevo orden mundial” o socialismo y comunismo”; en esa perspectiva se moverán un tiempo. “Estamos en guerra” decían Trump y los republicanos, vino el asalto al Capitolio…, “La pandemia es una guerra”, agitan; hay quienes afirman que la III guerra mundial comenzó y que China la ganó sin disparar un tiro”. Es el replanteamiento del sistema para “perpetuarse”; el entrampamiento por aplicar un nuevo plan económico que no sea el fracasado neoliberalismo; ha comenzado a romperse.

La pandemia sirve al “confinamiento” y no salir a las calles “por seguridad sanitaria”, es para contener las luchas. Pocos se preguntan cuánto hay de cierto en tanta información cruzada en la que destaca ¡S.O.S.! ¡Peligro! ¡Aumentan las muertes por Covid-19!... El miedo, instrumento de control, es para defender su sistema; lo propalan por los medios de información a su servicio (“han creado los covidianos”) Obsérvese precisamente el comportamiento coordinado del “quinto poder del Estado”, ante la “llegada” de las vacunas Sinopharm al Perú; cada detalle desde la salida en China, minuto a minuto… en horas de morboso asedio …

La aceptación del papel regulador del Estado, la crisis y fracaso de cierto tipo de empresas y el “auge progresivo” de otras, como los delivery, la banca con reducido personal, manejado desde los teléfonos, internet o trabajando en casa…; la educación a distancia… un abanico de posibilidades se abre: venta “on line”. “ACOSTUMBRARSE A VIVIR CON LA PANDEMIA”, sentencian, “APARECERÁN NUEVAS CEPAS DEL COVID 19; y reducir la población, ideología de género; es la orientación política que imponen los de arriba en la “nueva normalidad”. Los edificios y armatostes como centro laboral decaen.

La persecución por ideas: Operativo Olimpo (Perú); Pablo Hassel (España); en Chile siguen detenidos por “la Revuelta” de octubre 2020; Argentina, los Mapuches en Chile…; En Paraguay el EPP y las niñas asesinadas por ser pariente de una guerrillera presa; asesinato de dirigentes comunales en Colombia; acusar sin pruebas o fabricarlas… impedir el desarrollo de la protesta Popular y no se articule. Seguirán “ensayando” y el pueblo, seguirá impulsando sus luchas.

Toda conquista se logra, mantiene y desarrolla con luchas, nada al margen de ella; así como la unidad del pueblo surge y avanza en ese fragor, son leyes de las que nadie escapa, y conducen al reino de la libertad; no importa los años que pasen ni los sacrificios en el camino… la rueda de la historia marcha hacia adelante y nadie puede contra ella. Es el camino del pueblo luchar, fracasar; volver a luchar, volver a fracasar, así, hasta la victoria final…  

 

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )