¿EN QUÉ ESTÁ LA PRISIÓN POLÍTICA EN CHILE?

¿EN QUÉ ESTÁ LA PRISIÓN POLÍTICA EN CHILE?
Compartir con redes sociales
RITMO, COLOR Y SABOR
 
Hacia un nuevo instante de la Batalla por la Libertad
 
El pasado 26 de mayo, la Comisión de Seguridad del Senado aprobó la idea de legislar respecto al proyecto de ley de indulto General que permitiría la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta, lo que cristalizó el nuevo instante en que entra la Batalla por la Libertad y ante lo cual Guacoldas declara lo siguiente:
 
I.- ESCENARIO:
 
1.- Sin duda que lo ocurrido el pasado 26 de mayo es un nuevo avance en la apuesta de la única posibilidad concreta existente, hoy por hoy, para la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta. Un paso que mirado desde hace más de un año atrás - instante que como Guacoldas nos metimos de cabeza en arrebatarle la libertad al poder a través de una solución política- se veía imposible de materializar. Es en este andar de poquito más de un año, donde la férrea voluntad de familiares y amigos ha sido de una cotidianidad inquebrantable, la que posibilita que la libertad se acerque cada vez más a su realización, no significando esto, que esté garantizada y asegurada en lo más mínimo. Si bien no se puede negar la alegría que genera este nuevo paso, y el cual sin duda es necesario celebrarlo por el andar consecuente, estamos sumamente claros(a) que aquí la lucha intensa, centímetro a centímetro, sólo se acaba hasta que la libertad sea una realidad innegable.
 
2.- La aprobación del 26 de mayo, ha agitado aún más la discusión en la clase política. Las posibilidades de materialización de la libertad ha revuelto el escenario nacional y ha puesto en la palestra esta digna exigencia. En lo que refiere a la clase política, vemos los siguientes procesos.
 
A.- Por el lado de la oposición, se ha ido materializando (lenta y ambiguamente todavía) la voluntad expresada desde un tiempo a esta parte, que si bien no asegura nada si es necesario situarla en su justa medida. Hoy, toda la oposición –exceptuando los radicales- se ha mostrado proclive a votar a favor por el Indulto general. Las alocuciones públicas del Cónclave respecto a que este proyecto se puede votar sólo con los votos de la oposición, que se suman a las afirmaciones de la vice presidencia del PPD, la de diferentes bancadas de diputados(a) y a las recientemente expuestas por Narváez y Jadue, no da pie para que esa voluntad manifiesta pueda presentar ambigüedades en su concreción. Es decir, de cambiar la intención de voto ya manifiesta públicamente, sería el contradecir no tan sólo lo ya dicho sino que también mermaría lo dispuesto por sus propias candidaturas presidenciales y respectivos comandos.
 
B.- Por el lado del oficialismo, ante la evidencia irrefutable que su espinazo - que sostenía su argumentación grotesca de justificar la prisión política de la revuelta – está hecho añicos política y jurídicamente - , se han atrincherado en la “opinión política” proveniente de la Corte Suprema, emitida en un informe al Senado el 18 de mayo pasado y que no tiene carácter vinculante como tampoco una afirmación en contrasentido de la constitucionalidad de la materia legal en discusión. Esa misma Suprema, que se reunió en pleno, es la que no ha dicho nada durante más de un año y medio sobre el quebrantamiento absoluto del Estado de Derecho y de las garantías constitucionales de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta. Silva y sus jueces, han omitido por completo las más de mil invocaciones por la ley de seguridad del estado, el rol de Fiscal Nacional que ha cumplido Galli y la negación absoluta del debido proceso. Es decir, entendiendo el peso que tiene la Suprema en la Democracia de las cosas y de la cual se han aferrado personajes tales como la Defensora de la Niñez (la que no ha dicho ni un ápice de las más de mil querellas por violación de DDHH y de la Prisión Política de menores de edad en el contexto de la revuelta) para ningunear el Indulto – en una acción del todo condescendiente por la salvada de su puesto de trabajo por parte de Silva -, es totalmente posible sostener que la máxima instancia jurídica del país, no cuenta con la coherencia de imparcialidad necesaria en esta materia.
 
3.- La Iglesia Católica, quienes son parte activa de la creación de la Prisión Política, con su silencio cómplice, ambiguo y como querellantes (anteponiendo lo material sobre lo humano), han rehuido tomar posición al respecto, excusándose en chivas poco serias y esquivando a más no poder el carácter político de la Prisión, el gota a gota (caso a caso) que plantea el preste Berrios es señal inequívoca de esa decisión. Hace unos días se sostuvo una reunión con el Arzobispado de Concepción producto de un claro y contundente emplazamiento realizado la semana pasada por agrupaciones de familiares y organizaciones populares, cuyo resultante fue enfocarse en gestionar una reunión con el Rector de la Universidad de Concepción. Si bien valoramos ese avance para el caso UDEC, vemos como insuficiente en lo que refiere a que la curia se debe pronunciar a la brevedad respecto a la Prisión Política de la Revuelta en su sentido de grave atropello a los DDHH de las personas.
 
4.- La presión popular no ha dejado de manifestarse de manera concreta y cotidiana frente a esta justa, querida y sentida exigencia. Es el pueblo de Chile, en su conjunto y en su extensión territorial el que ha ido posibilitando que la posición cualitativa de la Batalla por la Libertad vaya entrando de frentón con su potencia en el escenario nacional. Cada vez más se suman voluntades genuinas en exigir la aprobación inmediata del indulto general: nombre, sentido y precisión del instante actual de la batalla por la libertad. Es desde esa trinchera que articula el quehacer de la exigencia de libertad y que ha podido frenar y ubicar los intereses mezquinos tanto de ponerse a la cabeza de estos procesos siendo que los(a) protagonistas son las Agrupaciones de familiares como la de pretender prolongar la prisión política a través de aportillar el indulto y así dilatar la resolución de la prisión para mantener vivas posiciones interesadas más allá de la misma libertad. El rayado de cancha ya se ha hecho para cualquier pretensión que no centre sus búsquedas en la justa y ética libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta.
 
II.- LA APUESTA.
 
5.- Desde el marco general, de su motor impulsor de siempre, la solución política para la libertad de los(a) Prisioneros(a) Políticos(a) de la Revuelta, se debe entender como una salida para resolver un problema creado e impulsado por la democracia en su conjunto. Por lo cual, lo jurídico queda supeditado a lo político y su cobertura debe ser a la totalidad de la prisión política de la revuelta, es decir, los delitos invocados (por cierto del todo desproporcionales a mérito de lo acontecido) pasan a un segundo plano, como también el título de la iniciativa legal, pónganle el nombre que quieran. A su vez, este marco general, establece que la relación con la clase política es de incumbencia bilateral y que desde lo nuestro es de carácter de exigencia, el Pueblo de Chile tiene un problema y la democracia – en su conjunto- también lo tiene. Es el Estado de Chile que ha actuado de forma grotesca, desproporcional y quebrantando sus mismos principios de estado de derecho.
 
6.- Asumiendo este marco general, al son de la batalla alegre que es luchar por justicia desde principios éticos y en razón del escenario descrito, es que como Guacoldas - haciendo alusión al festejo peruano- es que nos metemos de lleno a este nuevo instante de la Batalla por la libertad, con Ritmo, Color y Sabor:
 
Ritmo:
Es imperativo sacar la tramitación del proyecto de indulto general de los ritmos burocráticos de la clase política, en el sentido que esta puede operar en dilatar una situación y que además no responde a las exigencias de la libertad. La Batalla por la libertad tiene que ser capaz de establecer las velocidades en relación del sentido ético y justeza de la exigencia, lo cual se logra con una presión popular contundente, extendida y cotidiana (lo que ha venido siendo) pero para lo cual también contribuye la finura de la puntería, es decir, el aspecto cualitativo de darle a la médula para apurar el tranco.
 
En lo inmediato, urge que las Agrupaciones de Familiares y Amigos, convoquemos a una Protesta Nacional a la brevedad –proponemos la quincena de junio- para exigir la aprobación inmediata del indulto general. Las posibilidades están, la exigencia de libertad es clamor popular y debe fijarse desde el protagonismo de las familias para que así se sumen todas esas voluntades manifiestas, a la vez de llevar de apuro a los sectores estratégicos de la economía nacional (Portuarios, mineros, Forestales) que sumado al desborde territorial, generaría una presión significativa y necesaria para el tramo que estamos.
 
Color:
Es lo referido al argumento principal de la Batalla por la Libertad, las razones objetivas de la exigencia, las cuales tienen que entrar a un plano de hacerse cada día más evidentes y estar al alcance del sentido común. La Prisión política es una forma de violar los derechos humanos de las personas, por lo tanto, la exigencia de una solución al respecto, se constituye por sí en una defensa acérrima de los derechos fundamentales de las personas. Derechos Humanos que se atrincheran desde y para el Pueblo de Chile y que nada tienen que ver con aquella intención mezquina de situarlos como vagón de cola de candidaturas, elecciones y convenciones acotadas en sus alcances. La Convención Constitucional no es el foco de atención, allí no se resuelve nada respecto a la Prisión Política (al menos en dos años), es en el Congreso donde se resuelve la vaina. Si los constituyentes quieren, hagan ruido pero no la vendan que por ahí pasa la libertad.
 
Sabor:
Es la sazón de la argumentación, es el átomo mismo de la posición, es el meollo en donde descansa toda esta batalla por la libertad y que no es otra cosa que el sentido ético, digno y de lo justo de la exigencia de la libertad, en específico en el presente: el indulto general.
 
En lo inmediato, simple y concreto: No puede haber proceso constituyente y primarias ni carrera presidencial sin que se resuelva la Prisión Política de la Revuelta, es simplemente un accionar antiético. A la vez, la tramitación de esta ley, no puede estar condicionada por un veto presidencial. El 26 de mayo pasado Piñera se mantuvo en absoluto silencio, no porque no pueda usar el veto sino porque hoy políticamente está anulado, señal inequívoca que hoy es el momento preciso para apretar las clavijas.
 
¡LIBERTAD INMEDIATA LOS(A) PRISIONEROS(A) POLÍTICOS(A) DE LA REVUELTA: INDULTO GENERAL AHORA YA!
 
¡CONTRA EL VETO PRESIDENCIA Y LA DILATACIÓN DE LA TRAMITACIÓN: A LUCHAR PARA APURAR LA APROBACIÓN INMEDIATA DEL INDULTO GRAL!
 
Guacoldas
28 de mayo de 2021
Puede ser una imagen de texto

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )