EL COLAPSO DEL SISTEMA ESTADOUNIDENSE

Compartir con redes sociales

 

Por Loliprensa

Para IPNews, Agencia de Comunicacion.

01/01/2021

2020 fue marcado por la Pandemia del Covid-19. La crisis del sistema capitalista mundial, en su última fase el imperialismo, se vio plenamente desenmascarado como un sistema de explotación y opresión social, político y económico que actúa en beneficio de la oligarquía financiera y corporativas en desmedro de las clases empobrecidas.

Estados Unidos, el centro de la Pandemia del Covid-19, en 10 meses ya suman 25 millones de personas contagiadas y alrededor de 500 mil fallecidos. Más del 45% de muertos son latinos pertenecientes a la clase trabajadora. El desempleo ha llegado a los 65 millones y la pobreza creció sobre el 30%, los banqueros advierten de un aumento desbocado de la inflación para el 2021.

El gobierno federal del republicano Trump no tuvo ningún empacho en restarle importancia al grave problema de la Pandemia que afecta a toda la sociedad norteamericana, al contrario, sostiene que su gobierno ha "manejado correctamente la crisis sanitaria", sus posiciones “negacionistas” hicieron caso omiso a las recomendaciones medicas hasta que le llego el turno. Pero, su mentalidad individualista no le permitió ver y menos comprender la dimensión del problema en la nación. Han tenido que morir cientos de miles de personas para que las pruebas y prevenciones medicas sean cubiertas por el Estado. (1)

Aprovechando la Pandemia del coronavirus, republicanos y demócratas como las dos caras del sistema, no dudaron en subvencionar a las grandes corporaciones, mientras que a la mayoría de los estadounidenses no les llego la propagandizada "ayuda financiera".

Por otra parte, los monopolios sí vieron crecer sus riquezas en 10 veces más y se calcula que aumentaran hasta un 35% al cumplirse un año de la Pandemia. Los billonarios como Amazon, Facebook, Microsoft, Apple, Walmart, industrias farmacéuticas, el sistema financiero (Bancos) y la industria militar fueron los más beneficiados.

Las protestas populares contra del racismo, la discriminación y las desigualdades que conmocionaron a la sociedad norteamericana durante el verano pasado, han demostrado la debilidad de su cacareada democracia y, por más que desviaron la lucha de la juventud hacia el campo electoral, lo real es que ya existe una generación que brega por mayor democratización y no cejarán en su empeño para alcanzar una sociedad más democrática.

Nuevas olas de protestas nacerán dentro de la sociedad norteamericana, con todos sus matices y tendencias ideológicas y políticas, confrontaciones que pueden derivar en escisiones territoriales y/o en conquistas de nuevos derechos para las clases oprimidas porque la libertad y democracia tan cacareada solo existe en Hollywood y en la propaganda. (2)

 El Gendarme Mundial Debilitado Contra las Naciones Oprimidas.

En medio de la Pandemia, USA, Continuo “sancionando” a los países que se declararon independientes de su influencia como son Cuba, Venezuela, Rusia e Irán. Intentaron invadir Venezuela con mercenarios al amparo del gobierno de colombia y la diplomacia de los gobiernos de la derecha agrupados en el grupo de Lima.

Trump, se hizo de nuevos enemigos geopolíticos, aunque no inicio ninguna guerra de agresión como si lo hicieron sus antecesores Clinton, George Bush y Obama.

En Medio Oriente, USA e Israel, consolidaron su alianza política y militar. Atacaron a Siria e Irán con maniobras abiertas y encubiertas. Sin embargo, Siria pertrechado con misilistica rusa pudo contrarrestar los ataques israelíes. Israel, una vez más, ahogo en sangre al pueblo Palestino.

USA e Israel, tienen responsabilidad en el asesinato del general iraní Qassim Suleimani, artífice de la derrota del DAESH (Estado Islámico, grupo mercenario al servicio de intereses estadounidenses, turcos, saudíes e israelíes). Fue bombardeado con un dron el 02 de Enero de 2020.(3)

En noviembre, un nuevo asesinato contra un eminente científico iraní, Mohsen Fakhrizadeh, baluarte en la construcción del sistema de energía nuclear persa. USA e Israel lo niegan, pero Irán los acusa. Rusia y China también denuncian a norteamericanos en la ONU. Todos estos hechos muestran los preámbulos de un conflicto armado mayor en la región.

Las guerras atizadas por USA, Arabia Saudita e Israel se intensificaron en Yemen causando una profunda crisis humanitaria al pueblo yemení.

En los conflictos, donde Estados Unidos a participado, no ha obtenido ningún beneficio, al contrario han perdido billonarias sumas de dinero que muy bien lo podría haber invertido en la sanidad de su país. La crisis actual también tiene raíces en la guerras que mantiene los EEUU. (4)

Las relaciones de USA frente a China.

Las pugnas entre las potencias imperialistas, durante el gobierno de Trump, se agudizaron. Desde sanciones económicas, pasando por incremento de aranceles a las importaciones, pasado por el tema de Taiwan, hasta provocaciones militares en el océano pacifico por parte de USA, fueron los hechos que pusieron la guerra como un tema de conversación diario.

China respondió con similares medidas y en el plano militar desplego intensos ensayos militares que demostraban su poderío. El mar de china meridional y la Isla de Taiwan se han tornado en el nuevo foco del conflicto que corre el riesgo de iniciar una guerra a gran escala nuclear que terminaría con la ampliación de zonas de influencia y reparto  del mundo entre las potencia.

La guerra económica, entre ambos países, incluso Rusia, se trasladó a la competencia por la fabricación de la vacuna contra el Covid-19. Un gran negocio para las farmacéuticas que conllevan características de una nueva expansión imperialista en regiones importantes. USA no quiere perder lo que tiene y Rusia avanza en todos los países, mucho mas con la vacuna Sputink V.

China avanzó con inversiones en continentes como África, Latinoamérica, Europa y medio oriente; superó la Pandemia y creció económicamente hasta llegar al 5.7%, mientras tanto, USA afronta una profunda crísis sanitaria, económica y social. Biden ha considerado vacunar a la mayor cantidad posible de ciudadanos estadounidenses porque, de lo contrario, no podrán avanzar en retomar su desarrollo económico.

Expertos sostienen que el 2028 China habrá desplazado a USA como la primera economía mundial. Esos datos encierran la ley sobre los imperios, éstos caen en medio de guerras de todo tipo e intensidad.

Los hechos del año 2020 han demostrado la debilidad del sistema capitalista mundial. Derivado de estos acontecimientos podemos entrever la preparación de nuevas agresiones militares por parte de las potencias, especialmente estadounidense con Biden a la cabeza, y también soluciones políticas en función de asentar su presencia en áreas geoestratégicas como son los Balcanes, Medio Oriente, los mares de China, Japón y Corea. Latinoamérica con Cuba y Venezuela serán el garrote y la zanahoria. (5)

La relación de USA frente a Rusia.

Donald Trump mantuvo sanciones pero no intensificó su agresión diplomática. Rusia, aprovechó la crisis norteamericana para consolidar sus áreas de influencia económica, comercializo petróleo hasta constituirse el tercer abastecedor de crudo para los Estados Unidos. Con Biden, es posible que regresen los discursos agresivos toda vez que aun consideran a Vladimir Putin como el manipulador de las elecciones que la señora Hilari Clinton perdió ante Trump.

Rusia ha demostrado gran avance tecnológico no solo militar, sino también medico, en su lucha contra el Coronavirus avanzó en la fabricación de la vacuna "Sputnik V" de mayor efectividad que las de su competencia y tiene varias en experimento. 

En el plano internacional, Putin anoto otro gol al negociar con Turquía el fin de la guerra entre Azerbaiyán y Armenia. Lograron concretar un acuerdo político como lo hizo en su momento en Siria. La influencia rusa creció en Latinoamérica: México, Argentina, Venezuela, Cuba y Centro América. (6)

Lucha de los Pueblos Latinoamericanos 

2020 en Latinoamérica, todos pudimos comprobar el papel criminal que cumplieron los gobiernos neoliberales con Bolsonaro, Vizcarra, Yanes, Piñera, Duque y Benítez durante la prevención y tratamiento de la Pandemia. Brasil y Perú son los países con mayores índices de contagio y fallecidos. Los países con gobiernos democráticos como Cuba y Venezuela han enfrentado la Pandemia con éxito porque tienen un sistema sanitario a favor de sus pueblos.

Las masas pobres latinoamericanas que ya venían demandando cambios en sus sociedades frente  a las políticas neoliberales de privatizaciones, saqueos y corrupción generalizada, en el 2020 se encontraron con un nuevo escenario de confinamiento obligatorio, sin protección sanitaria, ni protección social y mucho menos protección laboral, entonces, como no podía ser de otra manera, estallaron en grandes protestas al punto que en Chile lograron ganar un Plebiscito para elaborar una Nueva Constitución Política y en Bolivia arrojaron al gobierno de facto y a sus aliados con un triunfo electoral que dio ganador al Movimiento al Socialismo liderado por Arce y Evo Morales.

En otros países como Perú, Ecuador, Colombia y Brasil las masas avanzaron en sentar bases para futuras reivindicaciones en un contexto de contiendas electorales donde las fuerzas de la derecha pretenderán seguir aplicando su fracasada política económica neoliberal de privatizaciones y explotación contra los pueblos y al servicio de la oligarquía financiera.

En síntesis, el sistema capitalista mundial, sostenido por los Estados Unidos está en profunda crisis y lo reconocen los principales líderes demócratas y republicanos, pero, no pueden ir contra su ley, seguirán esquilmando a las naciones pobres, desatarán guerras de agresión.

Con su propio pueblo, el seguro social, los derechos por la salud, educación, trabajo de calidad y las remuneraciones básicas serán escasos, al punto que la gente no tendrá dinero ni para pagar sus servicio elementales y mucho menos capacidad de ahorro. El colapso del sistema capitalista estadounidense caerá frente a los ojos de millones de personas. (7)

Fuentes:

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )