CHILE. LOS VIUDOS DE BORIC Y LA NECESIDAD DE UNA OPOSICIÓN ANTI CAPITALISTA

CHILE. LOS VIUDOS DE BORIC Y LA NECESIDAD DE UNA OPOSICIÓN ANTI CAPITALISTA
Compartir con redes sociales

Si las encuestas nos entregan información verídica, si nos muestra el estado de ánimo de las masas, entonces, la primera conclusión es que el gobierno de Boric carece de apoyo popular al estar en un escuálido 27%. En otras palabras los sectores populares y la mayoría de la clase trabajadora no lo apoya como tampoco los movimientos feministas, ecologistas-medioambientalista y la juventud.Todos sectores y movimientos sobre los cuales supuestamente se construyó la propuesta, campaña y gobierno de esta nueva versión de la socialdemocracia subdesarrollada y dependiente, o mejor dicho, de esta nueva versión del progresismo.

Todavía se sienten la replicas del plebiscito del 4 de septiembre donde el progresismo, la izquierda culturista, aun no procesa ni asume el origen del fracaso. Su falta de autocrítica los lleva en su mayoría a argumentar que la derrota plebiscitaria se da por las campañas de fake news y por la baja comprensión lectora de las mayorías. Pero, ¿acaso no lo sabían de ante mano? Desde ellos aún no se escuchan sobre los errores que cometieron no tan sólo en el diseño de la campaña sino en el contenido profundo-programático como en las sucesivas renuncias y su permanente viraje hacia la derecha más reaccionaria.

Cuando el anti fascismo era solamente retórica barata.

Durante la segunda vuelta presidencial, y ante la posibilidad de triunfo de José Antonio Kast candidato fascista “el Bolsonaro chileno”, el conjunto del progresismo levantó el discurso anti fascista, es decir, democracia o fascismo, como si esa fuera la disyuntiva. Con ello logró hacerse del porcentaje necesario y acceder a La Moneda.Incluso muchos desde la izquierda “revolucionaria” terminaron por sucumbir corriendo rápidamente a apoyar al candidato frenteamplista.

De ese triunfo presidencial han pasado varios renuncios y traiciones que hasta ahora lo hace irreconocible para muchos y retirando esos muchos el apoyo a Boric.

En medio de la crisis del capitalismo, Boric ha recurrido a las recetas neoliberales de siempre. Mayor ajuste para los hogares de los trabajadores, que la inflación la paguen los pueblos y los trabajadores, mas recursos para el terrorismo policial, para la represión a la protesta social. Un aumento considerable de la validación de las políticas de “gatillo fácil” con su subsecuente impunidad. La militarización, ya no excepcional, de la Araucanía. La manutención de la prisión política. Todo desde y teniendo como caballito de Troya la lucha contra la delincuencia, el crimen organizado y las bandas criminales extranjeras.

Pero, si eso fuera poco, Boric no ha ahorrado elogios al empresariado sin importar el tamaño. Ya no son los 30 años los culpables de todos los males sino que ellos ahora se muestran como un ciclo ejemplar, bondadoso de ese ciclo. Es como si por obra del Espíritu Santo el neoliberalismo, su origen genocida hubiese desaparecido, como si jamás hubiese existido. Ahora resulta que según Boric gran parte de los empresarios son gente de esfuerzo, honesta y que ha aportado enormemente al desarrollo de Chile. Es como los millones de imposiciones impagas, sueldos de hambre por debajo de la línea de la pobreza, las prácticas anti sindicales, los despidos injustificados, la colusión, abusos patronales, jornadas laborales extenuantes, precarización laboral, etc no existen para Boric. Para él el empresariado es una blanca paloma como si ellos jamás hubiesen apoyado a la dictadura, a las propuestas políticas de las derechas neoliberales y como si no fueran ellos los que han pedido hasta el cansancio mayores grados de represión. Nada dice Boric sobre el Código del Trabajo, de eliminarlo y terminar con uno de los pilares del neoliberalismo que es al final lo que sustenta el terrorismo empresarial.

Con todo ello, y mucho más, queda claro el bajísimo apoyo a este gobierno como el fracaso del plebiscito del 4 de septiembre. Boric es un gobierno neoliberal más con un Partido Comunista que nada tiene de comunista y de mercado mucho y aun así es un elemento decorativo propio del feng shui.

Toda esta crisis transversal, multidimensional y simultánea entrega la oportunidad precisa, la excusa perfecta para la construcción de una Oposición de Izquierda, una Oposición Anti Capitalista para arrinconar al conjunto de las expresiones neoliberales-capitalistas sin importar su “origen” político, su domicilio político sino atendiendo a su origen y sentido de clase. Sin embargo el letargo en los pequeños núcleos populares organizados ha sido evidente.

Por un lado, persiste la ausencia programática, una plataforma de lucha que le haga sentido, que interprete a las grandes mayorías. Dar desde aquello a una forma de construcción y de lucha que le permita a la mayoría ser parte de esa construcción y hacer de esa forma de lucha algo reproducible por la “gente de a pie”, por aquellos que no tienen nada salvo las ganas de luchar.

Persiste la fragmentación, la dispersión, las parcelas, los egos, los guardianes del Santo Grial. Persiste también la condescendencia con aquellos dirigentes sociales que han sido un estorbo, un tapón para el desarrollo de la referencialidad programática necesaria y que le han dado rienda suelta a su oportunismo político e ideológico. Persiste una lucha “ideológica” solamente hacia las derechas, hacia el Estado, hacia el empresariado y no hacia dentro del movimiento social, hacia dentro del sindicalismo que se encuentra infestado de dirigentes burocráticos que han aprendido a vivir a costa de los trabajadores, a costa de los sindicatos, para ellos mismos donde la acumulación de poder personal constituye para muchos de ellos su único fin. Son estos oportunistas dentro del movimiento social uno de los factores que no permite su desarrollo y avance. Son estos oportunistas los que han tenido intervenido el movimiento social desarrollando escuela oportunista y evitando que un verdadero liderazgo y organización de clase, para la clase y desde la clase pueda nacer.

Lo anterior se debe a la falta de fortaleza ideológica, de coraje político y de fortaleza estratégica de los sectores más avanzados y organizados con romper decididamente con estos oportunistas y operadores políticos, con los dirigentes sociales profesionales, con la “gerencia” sindical-social que domina todas las áreas y movimientos en conflictos.

Con todo las condiciones están dadas para que esa Oposición de Izquierda nazca, el problema pendiente es cómo nacerá, cuando nacerá y cómo será esa criatura. Lo único seguro, es que al igual que en el estallido social, nacerá en forma autónoma, autoconvocada, independiente de todo lo existente, de todo lo mínimamente organizado por cuanto hasta ahora esa mínima organización ha sido incapaz de interpretar a las mayorías. Al final de cuenta, la clase trabajadora sólo debe confiar en la clase trabajadora misma.

Para leer, indignarse y organizarse

https://www.latercera.com/earlyaccess/noticia/boric-valora-todo-lo-bueno-de-ultimos-30-anos-y-ofrece-puertas-abiertas-a-los-empresarios/JR6PFVOC4JCPDK6HGGEX4AQZ3E/

https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/chile/2022/10/26/presidente-boric-valora-a-empresarios-ante-la-sofofa-la-mayoria-son-gente-honesta-y-trabajadora.shtml

https://www.elmostrador.cl/dia/2022/10/26/ministra-toha-descarta-que-un-carabinero-que-le-dispare-a-un-criminal-o-le-pegue-un-palo-a-alguien-sea-violar-los-dd-hh/

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )